Jude, la cara del abuso animal – Fue terriblemente torturado, pero sigue amando a los humanos

No importa cuál sea el contexto, resulta sencillamente imposible comprender los motivos que llevaron a alguien a maltratar a un animalito. Sin embargo, es inevitable preguntarse cómo es que existen personas tan perversas… ¿Cómo es que pueden hacerle daño a sus mascotas, una y otra vez, mientras estas continúan acercándose, inocentes siempre, en busca de un poco de amor y cariño?

Y como muestra de ello el adorable Jude, un mestizo de pitbull, que fue torturado a tal punto que la piel de su hocico se pudrió y se cayó a pedazos, dejando así el hueso parcialmente al descubierto. No obstante, la colita de este cachorro nunca para de moverse, pues a pesar de todo el trauma que ha vivido, Jude sigue adorando a los humanos.

Jude fue rescatado por la asociación Dog Networking Agents Inc, en Georgia, Estados Unidos, después de recibir la llamada de un transeúnte que reportaba su caso. “Él es la cara del abuso animal”, afirma Hayley Zielinski, una de las rescatistas que se ha estado haciendo cargo del maltratado cachorro.

Por la naturaleza de sus heridas, se cree que algún desquiciado envolvió su hocico con cinta adhesiva, lo que le produjo una severa infección a Jude después de que se la arrancaran o se le cayera sola.

Pero esto no es todo, tras ser examinado en detalle, se supo que el cachorro, de un año aproximadamente, tenía gran parte de los dientes rotos y que está parcialmente sordo debido a los golpes que recibió en su oreja derecha. Además, le cuesta mucho respirar, por lo que cada inhalación y exhalación suenan como una terrible agonía.

Jude necesita con urgencia ser sometido a varias cirugías de reconstrucción en las que le colocarían injertos de piel para corregir su desfiguración y, aún más importante, que lo ayudarían a respirar mejor. No obstante, el costo total de estas intervenciones alcanza la escandalosa suma de 10.000 dólares y sus rescatistas no cuentan con los medios para ello.

“Cuando lo ves en persona, la verdad es que ni siquiera puedes creerlo: sus dientes están tan deformados y parte de su labio superior se ha desintegrado debido a la infección“, explica Hayley, co-fundadora de Dog Network Agents Inc. “Se puede ver claramente dónde estaba la cinta adhesiva gracias a las hendiduras en su hocico”.

La infección terminó comiéndose su cara”.

StoryTrender / Daily Mail

Pero ni sus heridas, ni los traumas del pasado, lograron afectar el carácter bonachón y desenfadado de Jude. Él no sabe de resentimientos y su voluntad de vivir es inquebrantable. De hecho, ¡sigue amando a los humanos y lo único que espera de ellos es toneladas de atención y caricias! 

Existe una manera de ayudar a este cachorro vivir mejor y es colaborando para que pueda ser operado. ¿Quisieras aportar tu granito de arena? Haz clic aquí.

¡Riega la voz y comparte esta noticia! Jude nos necesita a todos.

 

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!