La dejaron en la calle por nacer paralizada pero ahora triunfa en competencias caninas

Muchas veces, los perros que son rechazados por familias o criadores sólo necesitan de un poco de amor y paciencia.

Esto es algo que aprendieron todos los que asistieron a la edición número 22 de la Competencia Nacional de Perros Salchicha. La protagonista de este año no fue la perrita que se ganó el primer lugar, sino una que conmovió a todos con su duro pasado.

La perrita vive en la ciudad de Riverside en California.

Cuando tenía apenas unas semanas de vida, una perrita salchicha con parálisis llegó al refugio para animales. Era la noche de año nuevo pero su familia simplemente no quería hacerse responsable de sus cuidados. Por suerte, la pequeña se topó con rescatistas amorosos que le dieron el apoyo que tanto necesitaba.

“Un perrito con discapacidad puede lograr cualquier cosa siempre y cuando reciban el apoyo que necesitan”.

Cuatro meses después, Lady Bug fue trasladada a un centro de rehabilitación para perros y allí comenzó a recibir terapia física y acupuntura. 

No fue un camino sencillo pero la dulce perrita forjó una relación muy especial con la veterinaria Deanna O’Neil. La mayoría de las veces se negaba a hacer su terapia si no estaba acompañada de la Dr. Deanna así que se volvieron las mejores amigas y ella decidió adoptarla.

Una de sus terapias consistía en usar la cinta de correr bajo el agua.

Ahora esta hermosa perrita se encuentra en las mejores manos posibles. La terapia ha sido tan exitosa que la pequeña perrita que no podía caminar ha logrado participar en una competencia canina.

“Tardó dos meses de mucha terapia intensiva para poder levantarse por sí misma. Después de 6 meses ya podía caminar sin asistencia”.

La transformación de Lady Bug fue increíble. En la competencia no fue la ganadora pero demostró lo lejos que podía llegar. Tardó 45 segundos en completar el circuito pero todos estaban simplemente maravillados de verla caminar y correr.

Nadie podría haber imaginado que esta pequeña fue rechazada y estuvo a punto de perder la vida simplemente porque se negaron a darle la ayuda que tanto necesitaba.

“Nunca debemos rendirnos. Estos hermosos animales sólo quieren hacer felices a sus dueños. Si tú los apoyas ellos lograrán mejorar”.

No hay dudas de que el amor que Deanna le brindó a esta linda perrita fue uno de los factores más importantes en su recuperación. Tener a un perro con capacidades especiales no es tarea sencilla, pero ellos saben agradecer mil veces más el amor y paciencia de sus dueños.

Comparte esta nota para ayudar a crear conciencia sobre perritos como Lady Bug. Ella siempre estuvo dispuesta a luchar. Sólo necesitaba un poco de amor.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!