La “dejaron morir” y su corazón no aguantaba tanto dolor, cuando llegaron a salvarla

El rescate de animales indefensos no es un trabajo para nada sencillo pero ¡vaya que trae gran satisfacción! Para todo miembro de una fundación o rescatista independiente, ver el cambio que la vida de una criatura puede dar después de ser liberado de sus sufrimientos y dolor, es la mejor recompensa que podrían recibir.

En esta oportunidad Lupis Animalista, una activista y rescatista de animales en México, quiso dar a conocer la gran alegría que sentía su corazón por la nueva vida que lleva una de sus perritas más apreciadas.

Esta mujer ha salvado decenas de vidas.

El nombre de la peluda es Nina, quien fue rescatada por Lupita de las calles después de que su familia la dejara sola a su suerte.

Cuando la mujer encontró a esta perrita, la pobre se encontraba atemorizada y parecía haber perdido la confianza en los humanos desde hacía mucho tiempo. No obstante, las buenas energías de Lupis y su trato amoroso fue borrando del corazón de Nina todo temor.

Su rostro transmitía tanta tristeza.

La mexicana sacó a la peluda de las calles y la llevó al refugio para brindarle el trato justo y los cuidados que merecía. Además de eso, tenía el firme propósito de encontrarle una familia amorosa.

“Nina, te abandonaron como basura a morir en un antirrábico. Y yo te rescaté como mi tesoro. Te llevé al refugio mi niñita preciosa, ¡para curar tus heridas y buscarte la familia que te merecías!”, publicó Lupis.

Nina estuvo por largo tiempo en el refugio de esta organización independiente, mientras lograba recuperar su salud y sanar las heridas de su corazón. La pobre Nina había sido muy maltratada en la calle, pero aun así aprendió a confiar nuevamente en los humanos.

Poco a poco demostró su personalidad amable y tierna.

Su recuperación fue lenta pero definitiva, todo el pasado de Nina se mitigó cuando una pareja de adorables esposos decidieron convertirse en su nueva familia.

María Luz es la nueva mamá de Nina, quien ahora cuenta no sólo con una casa hermosa y jardín espacioso para jugar, sino con un par de humanos responsables y querendones.

Así de feliz lucía Nina el día que los conoció.

Lupis Animalista se encargó de hacer público este caso después de compartir en su perfil de Facebook el antes y después de Nina, cuya transformación es realmente conmovedora.

“¡Ahora nada me da más felicidad que verte tan amada y consentida! Infinitas gracias María Luz, a ti y a tu esposo por darle tanto amor a mi niña hermosa. ¡Dios los bendiga mucho!”, agregó.

Rescatar a un perrito no es nada más una labor hermosa, sino un gran compromiso que sólo con amor puede sacarse adelante. Pero el asunto se hace aún más arduo cuando hablamos no de un rescate, sino de decenas de animales que necesitan ayuda. Por eso hay que agradecer siempre a las personas que como esta mujer, sirven de puente para hacer realidad los más hermosos rescates.

Ahora Nina tiene una familia amorosa, pero como ella aún hay muchos animalitos en las calles. Comparte esta historia de solidaridad y que el mundo se inspire a rescatar ¡Dale una mano amiga a ese animalito que te necesita!

Más noticias sobre: