La dura realidad que se esconde detrás del perrito “Baby Yoda” que causa furor en las redes

Muchas veces, la gente olvida que lo más importante en un perrito es que se encuentre saludable. Hay quienes prefieren centrarse en el tamaño o la raza y esto no ha hecho más que propiciar condiciones muy negativas para los perritos que son criados y reproducidos sin tomar en cuenta lo mejor para ellos.

Cuando fue rescatado Mork pesaba apenas 5 kilos.

Mork es un lindo peludo que parece mestizo de bulldog. Sin embargo, es el resultado de criadores que hicieron todo lo posible para que simplemente pareciera tierno. Un par de vistazos bastarán para ver su enorme parecido con el popular personaje de Star Wars «Baby Yoda».

Mork tiene más de 80 mil seguidores en su cuenta de Instagram.

El pequeño nació con muchos problemas de salud. Por si esto fuese poco, casi cae en las garras del terrible mercado de carne de perros en China.

La organización HarbinSHS pudo rescatarlo a tiempo y una vez que lo llevaron a un chequeo veterinario se dieron cuenta de su alarmante estado de salud.

“Sus resoplidos pueden resultar lindos pero recordemos que es la señal de un problema en el paladar. Merece respirar bien”.

El dulce perrito tenía muchas dificultades para respirar, pero esto era sólo el comienzo de una larga lista de complicaciones.

“Tiene problemas internos, una posible hernia hiatal, afecciones cardíacas y un paladar malformado. Los perros jamás se deberían criar o cruzar de maneras específicas sólo para buscar que sea ‘lindo’”.

Las esperanzas del pequeño en China no eran muy grandes. La gente allí no acostumbra a adoptar a perros adultos así que lo más probable era que tuviera un destino fatal. Lo trasladaron a Los Ángeles y ahora se encuentra recibiendo cuidados de la Organización Roadgos.

“Todos lo amamos porque es lo más tierno del mundo. Pero no está bien que hagan esto. La gente quiere que le haga una prueba de ADN pero jamás lo haré. No quiero que nadie intente obtener más perros como él porque sufrirán mucho”.

Este hermoso Baby Yoda come cuatro veces al día pero necesita platos muy especiales y costosos que no le hagan daño. Su recuperación no ha sido nada sencilla.

A duras penas ha logrado subir un kilo y necesitará estar mucho más fuerte para recibir una serie de cirugías que lo ayudarán a tener una mejor calidad de vida.

Roadgos se especializa en rescatar bulldogs con necesidades especiales como espina bífica, hidrocefalia y parálisis.

A pesar de que es verdaderamente irresistible, es de vital importancia crear conciencia sobre su condición. Muchos criadores no toman las medidas necesarias y el resultado son unos pobres peludos que a duras penas pueden vivir. La historia de Baby Yoda es la de muchos perros braquicéfalos.

Lo más alarmante es que no deberían existir criaderos de perros que vulneren los derechos de los animales, la mayoría se aprovecha de su dolor para obtener beneficios económicos sin pensar en su sufrimiento. Las perritas se convierten en madres más veces de lo que su cuerpo puede resistir mientras sobreviven en condiciones deplorables y sufren la separación de sus cachorros, que son vendidos al mejor postor.

El mundo debe conocer la triste realidad que se esconde detrás de este negocio, comparte esta historia para alzar la voz.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!