La extraña conducta de un perrito que está seguro que su destino es ser un ave, se vuelve viral

Cuando decimos que los perritos son esos seres que con sus travesuras hacen de un día cualquiera, algo realmente extraordinario no estamos exagerando.

Sola basta que veamos a Kai, un hermoso pastor alemán que desde que llegó a la vida de su familia no se cansa de conquistarlos y hacerlos reír con sus ocurrencias.

Desde los 6 meses el perrito ha disfrutado del lugar para aves.

Aunque Kai disfruta correr por toda la casa y jugar en cierta forma como cualquier otro perrito, desde hace un tiempo ha actuado de una manera extraña que se aleja un poco de lo que haría un peludito.

Resulta que esta adorable bola de pelos está bastante seguro que está destinado a ser un pájaro. Kai vive en un lugar rodeado de naturaleza y comparte con otros animalitos, pero entre tantos, los pájaros han llamado tanto su atención que incluso quiere actuar como si fuera uno.

Desde que vio a los pájaros usando la fuente el perrito quiso actuar como uno.

La familia de Kai, amante a los animalitos, siempre piensa en ellos para brindarles la mayor comodidad en cualquier estación climática. Así que diseñaron una fuente para pájaros en el patio de la casa para que estuvieran hidratados.

Sin embargo, el travieso Kai se ha sentido atraído por esta escultura y ha decido tomar agua como lo hacen sus amigos los pájaros.

Su familia pensó que lo dejaría de hacer a medida que creciera, pero estaban muy equivocados.

La madre del perrito, Ashley Shell, comenta que desde el principio Kai se paraba sobre sus patas traseras y sorbía el agua de la fuente para aves.

Aunque Kai tiene su propio tazón, incluso una gran piscina de la que pueda beber toda el agua que quiera, sin duda, encontró su lugar perfecto para hidratarse al lado de sus pequeños nuevos amigos. Al respecto Shell comenta:

«Teníamos una piscina en el patio trasero, pero él siempre iba a la fuente de pájaros porque estaba más cerca”.

La primera vez que la familia vio al perrito de esa manera pensaron que posiblemente se le pasaría, pero ya ha pasado bastante tiempo desde la primera vez que lo hizo y Kai sigue obsesionado con ese espacio.

Shell incluso lo comenzó a grabar y notó el impresionante equilibrio que tiene el perrito para saltar y poder saciarse desde lo alto.

La conducta de Kai rápidamente se hizo viral.

That bird came back 😂

Publicada por Jakoba German Shepherds en Lunes, 26 de agosto de 2019

El travieso perrito no solo toma agua de la fuente, sino que muchas veces se acomoda para bañarse y tomar agua al mismo tiempo.

Puede permanecer en esa posición hasta 10 minutos. Su familia esta fascinada de poder tener un perrito tan creativo y tierno en casa:

«Es muy inteligente, siempre resuelve cosas. También tiene un lado tonto y le encanta jugar”.

Kai es un hermoso perrito que disfruta de las cosas simples de la vida. Aunque ya no entra en la fuente como cuando era un cachorrito ese sigue siendo su lugar favorito.

Dicen que uno siempre vuelve a los lugares donde fue feliz, y para Kai la fuente es su lugar perfecto. Ojalá todos podamos ser tan feliz como este hermoso perrito. ¡Comparte!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!