La familia de Steve Irwin perpetúa su legado y difunden su gesto con elefantes en grave peligro

El mundo del conservacionismo y protección de la vida salvaje perdió hace poco más de 14 años una de las personas más ejemplares y significativas, Steve Irwin, el famoso “Cazador de cocodrilos”, quien murió tras ser atacado por una mantarraya.

Desde aquel triste acontecimiento, su familia ha hecho lo posible por conservar su legado y ayudar a cuantos animales en peligro de extinción sea posible.

La familia de Irwin insiste en llevar su legado al resto del mundo.

Su esposa Terri, y sus dos hijos Bindi y Robert Irwin, han dejado el cuerpo y alma para honrar la memoria del hombre que tanto amaban y seguir esparciendo su legado.

Para gozo de todos dos amantes y activistas de animales, la familia dio a conocer que han hecho realidad uno de los sueños más grande de Steve: un hospital exclusivo para elefantes en la isla de Sumatra, Indonesia.

El nuevo proyecto de la familia Irwin acogerá a los elefantes en peligro crítico de extinción.

Desafortunadamente, los elefantes de Sumatra están enfrentando una crítica situación, se han visto fuertemente afectados por la deforestación de su hábitat, la caza furtiva y los constantes conflictos entre las personas.

Por suerte, su tragedia está a punto de culminar gracias al nuevo proyecto de la familia Irwin. Al respecto, Brindi Irwin, comentó:

“Creo que nosotros, como familia, siempre hemos querido asegurarnos de que su legado continúe. Papá siempre nos dijo: ´No me importa si la gente se acuerda de mí o no, me importa que recuerden mi mensaje.”

La situación que enfrentan los elefantes en Sumatra caló en los pensamientos de Steve, quien  vio en primer plano los problemas que enfrentaban. Uno de sus sueños era crear un hospital para los elefantes, hoy su familia ha hecho eso posible.

“En Sumatra, cuando los elefantes pisan una mina terrestre o quedan atrapados en una trampa, no había un hospital para tratarlos, y ahora acabamos de abrir un hospital de elefantes, así que es bastante especial”.

La familia trabaja de la mano con los mejores profesionales para asegurarse que los animales estén bien cuidados y monitoreados constantemente.

Los veterinarios de zoológico australiano capacitarán a los de Indonesia para que puedan asegurarles a los elefantes el mejor cuidado.

Este es un gran triunfo para todos los verdaderos amantes de los animales, nos alegra saber que la familia de Steve sigue apostando por ser fieles defensores de la vida salvaje.

“Hemos continuado con varios de sus proyectos a lo largo del mundo, por los cuales él era muy apasionado: ayudar a los rinocerontes y guepardos en África, a los tigres de Sumatra. Es muy importante para nosotros continuar con el legado de Papá y lo que él amaba más, que era la conservación de la vida salvaje”.

Nunca muere quien se lleva en nuestro corazón, el legado de Irwin vivirá por siempre en quienes como él, comparten el mismo amor y respeto por todos los animales.

Las buenas noticias se comparten para celebrar. Esta, sin duda, es una de ellas. ¡Celebremos juntos!