La imagen de un niño desamparado que sobrevive en la calle junto a su perro emociona al mundo

La infancia es la etapa más importante en la vida de cualquier persona, por eso el cuidado y las enseñanzas que un niño recibe en ese período son determinantes.

Pero no todos los niños tienen el privilegio de recibir la protección de su familia, aunque siempre habrá un ser incondicional que los acompañe hasta el fin del mundo y por paradójico que suene no hablamos de una mamá.

En las redes sociales, la fotografía de este pequeñito que fue capturado en la India ha roto los corazones de todos, pues pocos imaginaron la historia que había detrás de la imagen.

Su nombre es Ankit y vive en el estado indio de Muzaffarnagar, tristemente no es un niño con muchos privilegios. Un fotógrafo lo capturó una de las tantas noches que había pasado en las calles, tras ser echado de casa por su propia madre.

Hambriento y sin un lugar a donde ir, Ankit no contaba con nadie más que con su perro para continuar con la vida.

El papá de Ankit está tras las rejas, así que no podía brindarle ninguna ayuda. El niño estaba desamparado, aunque no por eso se sentía tan solo pues su mascota ha estado allí para acompañarlo.

El niño sorteaba la vida entre las limosnas y uno que otro trabajo.

Pocos son los datos que el niño recuerda sobre su familia, para él, su mundo se ha reducido al trabajo y tratar de sobrevivir con su perro Danny a los peligros de la calle.

Ankit vende globos y en ocasiones trabaja en un puesto de té para ganarse el pan. También sobrevive de los gestos de caridad que recibe de algunos buenos samaritanos.

El niño ya olvidó cuál es su edad, pero intuye que está entre los 9 y 10 años.

La historia del menor cambió a raíz de la fotografía que se hizo viral a principios de diciembre, desde entonces las autoridades se dedicaron a dar con su paradero y ¡por fortuna! Lograron encontrarlo.

“Ahora está bajo el cuidado de la policía de Muzaffarnagar. Estamos intentando localizar a sus seres queridos y sus fotografías fueron enviadas a varias comisarías de policía de los distritos colindantes. También hemos alertado al departamento de bienestar de la mujer y el niño del distrito”, explicó el cuerpo policial 

El periodista local que fotografió al niño fue duramente criticado en las redes sociales ya que sus intenciones de ayudar quedaron sólo en la difusión de la imagen, pero no fue capaz de llevar a Ankit a algún centro de protección a menores. 

Estos fueron algunos de los comentarios en Twitter.

La polémica desatada es justificada, pero al final del día hay que agradecer a esa imagen que despertó la preocupación en muchos y cambió el futuro de Ankit. 

El menor dejó las calles y vivirá bajo el cuidado de una amigable mujer conocida entre los locales como Sheela Devi que lo había ayudado en otras ocasiones y con quien mantiene una amistad. Este será un lugar seguro para él y para su perro Danny.

Ankit comenzará a estudiar en una escuela privada que ofreció matricularlo sin costo alguno.

La imagen del menor en las redes conmocionó a muchos y el asunto se tornó más sensible cuando se supo su nombre y el hecho de que su propia familia lo había abandonado. Pese a lo duro que han sido estos años, Ankit siempre ha estado acompañado de Danny, el angelito más fiel que cualquiera puede tener.

Hay casos como este, que dejan al descubierto la lealtad infinita de los perritos, comparte esta historia y envía todo tu amor al par de amigos incondicionales ¡Ankit y Danny merecen lo mejor!