La increíble recuperación de un perro al que le cortaron la cola por buscar comida en la basura

Desafortunadamente, cada día algunas personas muestran menos respeto y poca tolerancia por los perritos callejeros.Estos abandonados a merced de lo que la calle les ofrece se ven en la obligación de buscar comida entre la basura para poder obtener algo de comida, un hecho que puede molestar a algunos sacando lo peor de su interior y actuando de manera insensible.

Cortarle algo a un perrito le puede causar graves daños.

Hace unos días, un hermoso perrito callejero se dispuso a buscar comida entre un basurero, cuando de repente fue sorprendido por un hombre que le cortó su colita con unas tijeras para podar. El incidente ocurrió en el municipio de Huehuetlán El Chico, en Puebla México.

Algunas personas lo ven estético pero ignoran la realidad de cortarle las orejas o la cola.

Una persona presenció la escena y capturó el video de tan triste acto, inmediatamente se difundió en las redes sociales y cientos de activistas y amantes de los animales rechazaron tanta barbarie. La organización Dejando Patitas Chiautla pidió al alcalde de la localidad Norberto Roldán sancionar al responsable, por ahora el hombre que trabajaba para la recolección de basura fue despedido.

Corta la cola del perrito afecta sus vértebras, además les brinda equilibrio.

Las leyes de Puebla establecen que someter a un perrito a malos tratos es un acto grave y quien lo incumpla puede asumir una sentencia de seis a dos años tras las rejas, además de una multa de cincuenta días de salario. El alcalde ordenó una extensa búsqueda para localizar al perrito, afortunadamente fue hallado.

Al perrito lo llevaron al veterinario donde recibió atención especial.

El peludito recibió toda la atención que necesitaba y tras su recuperación recibió el nombre de Ningo. El gobierno municipal sacó un comunicado en el que señala que no permitirá que se cometan actos de crueldad animal en su equipo de trabajo. El perrito ha contado con el apoyo de muchas personas, aún sigue recuperándose del terrible acto.

Extirparle la cola es muy dolorosa y más si no se hace bajo supervisión médica.

Ahora está bajo la supervisión del Instituto de Bienestar Animal, a cargo de Juan Hernández. La intolerancia de un hombre por poco pone en riesgo la vida de un indefenso perrito, la etóloga Irma Gómez comenta que las venas y arterias cocígeas laterales superficiales del perrito se pudieron ver gravemente afectadas por la mutilación inconsciente y despiadada del hombre.

Bienestar Animal y Dejando Patitas Chiautla asumieron la responsabilidad de Ningo.

Afortunadamente, Ningo sigue recuperándose y está disfrutando de todo el amor y la atención de las personas que se preocuparon por él. Deseamos que pronto se recupere por completo y tenga una familia que le de todas las atenciones que se merece para que nunca más tenga que buscar comida en un basurero.

No podemos permitir que este tipo actos sigan pasando, alza tu voz y pide respeto para los animalitos callejeros. Comparte la nota para exigir leyes que protejan a nuestros peluditos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!