La increíble recuperación de un perro flamélico dejado en una jaula para que muriera de hambre

Nuestro adorable protagonista es Dice, un perrito que fue encerrado en una jaula para que muriera de la manera más lenta y triste posible. Lo encontraron en el patio de un apartamento abandonado en Fort Lauderdale, Florida. Afortunadamente, unos niños lo vieron y dieron aviso a la policía, a partir de ese momento empezó el cambio para Dice.

Los oficiales llamaron a Control de Animales y ellos asumieron la responsabilidad del perrito.

Cuando lo encontraron su estado de salud era bastante delicado, literalmente estaba en puro hueso. Tracey Godin es cofundadora de Feeling Fine Rescue, comenta que cuando la policía llegó al lugar preguntó a los niños cuánto tiempo había estado el perrito en ese lugar, a lo que respondieron que había estado una semana o más.

Aunque no fue mucho el tiempo que pasó en la jaula, las condiciones en que estaba el perrito daban indicios que era tratado de manera indiferente.

«No fue alimentado adecuadamente durante meses. La última semana habría sido el deterioro final”, dijo Tracey.

Tracey comenta que supo del perrito a través de unas fotos que le envío un amigo que trabaja en el refugio, ella y su hija rápidamente fueron por Dice y lo llevaron a un veterinario. El indefenso perrito no podía ni sostener su propio peso, señala que tenía la mitad del peso ideal, sus ojos estaban hundidos en su cabeza, y él muy deshidratado y anémico. Es posible que no hubiera podido resistir otro día más encerrado.

Después de recibir atención médica el perrito fue trasladado a Feelin Fine Rescue.

Con mucha paciencia, pero sobre todo amor y dedicación Dice fue recuperando energías y ganando peso. Cada semana aumentaba 4 kilos, así que después de un mes aumentó más de 20 kilos. El perrito cambió no solo físicamente sino emocionalmente, a pesar de todo lo que pasó confió de nuevo en las personas. Ha demostrado ser el perrito más agradecido y amoroso del mundo.

Dice logró encontrar la familia ideal.

El perrito estaba listo para ser adoptado, así que no pasó mucho tiempo cuando una familia se interesó en él. La conexión con sus nuevos padres fue increíble, dos niños y otros dos perros conformarían la hermosa familia de Dice. Todos los perritos tienen su historia y sus procesos son diferentes, pero Dice rompió récord en su recuperación, sus rescatistas afirman que sin duda es un verdadero milagro.

Las ganas de vivir de Dice y su fuerza interior ayudaron en su recuperación.

Afortunadamente, son más las personas que amamos y creemos que todos los perritos merecen la oportunidad de vivir y tener una familia que los llene de infinito amor. Anímate a colaborar en el refugio más cercano, adopta un perrito y ayúdalo a iniciar una nueva historia.

Son las pequeñas cosas las que hacen la diferencia, comparte la nota en tus redes sociales y transmite un mensaje de respeto y amor para nuestros peluditos

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!