La inesperada cara del coronavirus: monos hambrientos buscan desesperadamente comida en la calle

El coronavirus se ha esparcido durante las últimas semanas con una rapidez tal que el mundo entero se encuentra tomando medidas urgentes por el bien de toda la población. Sin embargo, no sólo los seres humanos se encuentran afectados por esta pandemia.

La mayor parte de los turistas de Tailandia provienen de China.

El turismo ha decaído notablemente en muchas ciudades y en Tailandia hay cientos de monos que normalmente sólo logran alimentarse gracias a los turistas que les dan comida. Ahora, los pobres merodean por las calles en un desesperado intento de encontrar comida.

El video fue grabado en la ciudad de Lopburi.

Unas imágenes captadas en la ciudad dan una clara idea de lo grave que es la situación. Después de pasar un par de días hambrientos, los monos se encuentran dispuestos a hacer cualquier cosa para poder saciar su hambre. Normalmente, se dividían en dos grupos.

El territorio de estos dos grupos de monos está dividido por las vías de un tren.

Los que habitan en la ciudad y otros que hacen vida por las zonas del templo. Ahora, las “bandas rivales” han cruzado la línea que los separaba y se encuentran peleando entre sí para lograr encontrar un poco de alimento.

“Estaban demasiado hambrientos. Suelen conseguir toda su comida de los turistas pero con la crisis del coronavirus ya no viene la gente para acá”.

En el video se puede ver a los animales acudiendo a toda velocidad de un lado para otro. Un testigo de lo sucedido aseguró que todos iban tras uno que había conseguido una banana. En medio de tanta hambre, se trata de un tesoro demasiado valioso para ellos así que están dispuestos a pelear para poder ganarse la comida.

El video fue grabado por Sasaluk Rattanachai.

En la ciudad es normal ver miles de monos deambulando por las calles. Sin embargo, muchos habitantes aseguran que jamás se habían topado con una imagen tan desoladora. Trepan por encima de los automóviles y buscan en cada esquina posible con la esperanza de encontrar algo de comer.

“Parecían perros salvajes y no monos. Todos enloquecieron al ver un pequeño pedazo de comida. Nunca los había visto tan agresivos”.

Realmente se trata de una escena desgarradora. Estos animales inocentes sólo se encuentran hambrientos y necesitan que alguien los ayude. Después de este impactante encuentro, varios comerciantes decidieron ayudarlos y les brindaron algunas sandías y tomates frescos. Esperamos que esta situación se normalice cuanto antes y los monos reciban la ayuda que tanto necesitan.

Comparte esta nota para exigir que se tomen medidas para ayudar a los monos. Ellos también están siendo afectados por esta inesperada crisis.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!