La llaman para decirle que su gato está paralizado en una clínica, y no podrán decirse adiós

Nermal es un adorable gatito de color negro que tristemente fue herido con un rifle de aire comprimido y quedó paralizado después de recibir el impacto en su columna.

Lisa, su dueña de 51 años, residente de Heavitree, Exeter, recibió la llamada de los veterinarios que le dijeron que Nermal, su hermoso gato de 14 años, había llegado a ellos después de que alguien lo encontrara en la carretera.

Ella quedó completamente devastada tras recibir la noticia de que su mascota había quedado paralizada. El veterinario le explicó que una radiografía había mostrado un perdigón de pistola de aire incrustado en el vertebrado del gato.

“Es horrible. Alguien lo encontró en la carretera y lo llevó al Grupo Veterinario de St David”, dijo un trabajador de laboratorio del Royal Devon and Exeter Hospital.

Tristemente, Lisa y sus dos hijos adultos no habían podido ver a Nermal por la pandemia. Con mucho dolor autorizaron que lo pusieran a dormir para evitarle más sufrimiento a quien había sido su mascota por tantos años.

«No tiene sensibilidad en tres de sus patas y me dijeron que podría no sobrevivir. Le dieron un poco de tiempo y han estado controlando su dolor», reveló Lisa.

Aunque los médicos hicieron todo lo posible, desafortunadamente no pudieron quitarle el perdigón por el lugar donde se había alojado.

“No sabían si estaba paralizado por inflamación o por severo daño en la médula espinal, pero los veterinarios me llamaron para decirme que necesitan ponerlo a dormir», añadió Lisa.

Lisa les explicó que Nermal ha sido parte de su familia desde que era un gatito.

«Es realmente triste lo que le ha sucedido. Él es parte de nuestra familia y es muy querido», dio Lisa.

Lisa decidió publicar esta triste historia para advertir a otros sobre el incidente y espera que quien sea el responsable de esto realmente piense en sus acciones.

«No sé cómo ni por qué sucedió, y no quisiera juzgar a la persona que lo hizo. Quizás no se dan cuenta del dolor que han causado, o simplemente no les importa, pero mi preocupación es que alguien esté haciendo esto”, dijo Lisa.

Esta familia ahora está realmente devastada tras la despedida para siempre de quien los acompañó durante 14 años.

«Tal vez esto los avergüence y no lo vuelvan a hacer, pero la gente no debería usar armas en lo que a mí respecta y si alguien ha disparado esa arma de aire comprimido en la calle, ¿qué tan peligroso es eso?», agregó Lisa.

Es inaceptable e injustificable que existan personas con este tipo de comportamientos tan deplorables.

Ayudemos a esta familia a crear conciencia compartiendo esta historia con la esperanza de que estos sucesos paren ya.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!