La llevaron a un refugio para salvarla pero terminaron desconsolados por dejarla ir de su hogar

Una pareja se encontraba caminando por las calles cuando vieron a una gatita recién nacida pidiendo ayuda. Un peludito tan pequeño necesita de la ayuda de su madre para poder sobrevivir, pero ella parecía estar completamente sola y a la deriva, de inmediato, la pareja comprendió que debía hacer algo para ayudarla.

La gatita fue rescatada en la ciudad de Washington DC en los Estados Unidos.

La tomaron con mucho cuidado y la llevaron a la Fundación Humane Rescue Alliance, habían pasado tan sólo un par de minutos con ella y se habían comenzado a encariñar.

Sin embargo, no se sentían preparados para tener una mascota. Decidieron llamarla Petunia y la entregaron a las rescatistas.

Petunia fue hallada en una zona donde muchas personas tenían la costumbre de dejar a los gatitos para olvidarse de ellos

Allí, los veterinarios calcularon que la gatita tenía tan sólo dos días de haber nacido, era un verdadero alivio saber que se había encontrado con dos humanos dispuestos a ayudarla.

Una voluntaria llamada Susie, tomó a la gatita bajo su cuidado, la linda Petunia demostró ser la más cariñosa del mundo.

“Cuando estaba en llamadas de trabajo o escribiendo en el ordenador, ella generalmente estaba en mi regazo para que yo pudiera acompañarla”, explicó Susie.

No le gustaba para nada quedarse sola y Susie solía llevarla consigo a cualquier rincón de la casa. De lo contrario, la tierna peludita comenzaba a maullar hasta conseguir de nuevo la atención de su dueña.

Petunia era tan pequeña que Susie la solía poner en uno de sus bolsillos para no dejarla sola.

A lo largo de todo el proceso, la pareja que la había salvado se mantuvo en contacto con los rescatistas para asegurarse de que no le faltara nada a la linda gatita.

Petunia se llevaba de maravilla con todos los gatitos que conoció en la casa de Susie.

Era evidente que habían formado una conexión muy especial con ella. Un par de semanas después la pareja sorprendió a los rescatistas con una llamada, no podían sacar a la linda Petunia de su cabeza y habían decidido darle la bienvenida definitiva a su familia.

«Parece que decidieron que simplemente no podían vivir sin ella«, dijo Susie.

No hay dudas de que estaban destinados a estar juntos. Ahora, esta hermosa gatita se encuentra sana y salva. Tiene un hogar lleno de amor y nunca tendrá que volver a pasar por las dificultades de vivir en la calle.

No dudes en compartir este inspirador rescate para ayudar a crear conciencia. Rescatar y adoptar animalitos de la calle es un enorme acto de amor.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!