Ven a una nerviosa pitbull que se niega a moverse cuando una mujer intenta llevarla a la fuerza

Todos adoramos un buen paseo a la playa. Nada mejor que sentir nuestros pies en la arena y disfrutar de la maravillosa vista al mar para desconectarnos del mundo y quedar completamente relajados. Esto es algo que una dulce perrita llamada Mia comprende a la perfección.

Mia vive con su familia en Vancouver, Canadá.

Cuando era muy pequeña, su mamá la llevó a dar un paseo a la orilla del mar y fue entonces cuando la pitbull descubrió su lugar favorito. Ahora, su dueña no puede llevarla hacia otro lugar porque la astuta perrita comienza a protestar.

“Se para en seco y tira de mí para indicarme hacia dónde debemos ir”, dijo Yoshi.

Yoshi Lok comenzó a notar un comportamiento extraño en su perrita. Cada vez que salían todo parecía en orden pero de pronto Mia se quedaba inmóvil y se negaba a moverse. Con el tiempo comprendió que la astuta perrita hacía esto cuando sentía que estaban caminando en dirección contraria a la playa.

“Hace lo mismo todos los días. Es muy terca”, bromeó la dueña de Mia.

La graciosa pitbull había aprendido el camino a la perfección y se las ingeniaba para pedirle a su mamá que la llevara a su lugar favorito una vez más.

“Ella sabe el camino de memoria. Aprendió que si sigue yendo hacia el norte, siempre llegará al mar”, explicó Yoshi.

Aunque no esté en los planes de Yoshi, muchas veces sucumbe ante la traviesa perrita. Mia disfruta sus victorias y la pasa bomba en la arena. Adora jugar allí con su pelota, refrescarse en el mar y revolcarse por todo el lugar.

Lamentablemente, la hermosa pitbull no siempre logra salirse con la suya y Yoshi tiene que darle golosinas para lograr llevarla en otras direcciones.

“Queda muy triste cuando no vamos a la playa. A lo largo de toda la caminata intenta detenerse para convencerme de cambiar la dirección”, aseguró Yoshi.

Basta dar un simple vistazo a las lindas aventuras de Mia en la playa para comprender su gran amor por la arena y el mar. Lo mejor de todo es que ha hecho muchos amigos allá y ahora son un enorme grupo de perritos traviesos disfrutando de playa. Quizás los peludos estén trabajando en un plan para convencer a sus dueños de mudarse a la playa definitivamente.

Los perritos siempre son los reyes de la casa. ¿Quién podría decir que no a la linda Mia? Comparte esta nota para dar a conocer a esta graciosa pitbull que casi siempre logra su cometido.

Más noticias sobre: