La lucha a muerte del temible avispón gigante contra su peor enemigo sorprende por su final

El avispón gigante asiático o avispón gigante de Japón (Vespa mandarinia) está en boca de todos desde que las autoridades alertaran de su invasión masiva en Estados Unidos.

Estos imponentes animales con graves consecuencias para el ecosistema y para los humanos, están causando gran preocupación entre científicos y apicultores.

También llamado «avispa asesina», realmente ha quitado el sueño de los ciudadanos porque podría llegar a matar a un humano si lo pica varias veces, incluso si no es alérgico, según los expertos de la Universidad Estatal de Washington (WSU).

«Sus picaduras son grandes y dolorosas con una potente neurotoxina«, mencionó Susan Cobey, criadora de abejas del Departamento de Entomología de WSU.

Si bien no queda claro cómo llegó este insecto al país, ya que procede de climas templados, los expertos luchan contra el tiempo buscando una respuesta, antes de que su reproducción a gran escala se convierta en una verdadera plaga mundial, peor que el coronavirus.

Después de que se diera a conocer su primer avistamiento, hace 6 meses en el país norteamericano, el hecho de haber hallado cientos de abejas muertas con las cabezas arrancadas, levantó todas las alarmas.

Todos saben ya que son inconfundibles, con apenas 5 centímetros de largo y su enorme cara de color amarillo y naranja, como si fueran caricaturas de monstruos, han puesto de cabeza a toda la población.

Pero recientemente, se ha divulgado un video que ha dejado al mundo entero boquiabierto después de todas las amenazas de este letal animal.

Incluso la avispa asesina tiene su talón de aquiles, y es su peor enemigo: la mantis religiosa.

La mantis religiosa, comúnmente llamada santateresa, mamboretá, campamocha o tatadiós o simplemente mantis, es una especie de insecto mantodeo de la familia Mantidae.

Mide aproximadamente 6 a 7 cm, con un tórax largo y unas antenas delgadas. Tiene dos grandes ojos compuestos y tres ojos simples pequeños entre ellos. La cabeza puede girar hasta 180º.

La buena noticia es que no es venenosa pero utiliza sus fuertes patas delanteras, que las mantiene recogidas ante la cabeza y tienen espinas, para atrapar a sus presas y devorarlas vivas.

Es el único animal conocido que cuenta con un único oído, y lo tiene localizado en el tórax.

En las imágenes, capturadas por una cámara especializada, se puede observar el momento en que ponen a un avispón gigante frente a su supuesta víctima, que terminó siendo su temible verdugo.

Se ve cómo la mantis, para sorpresa de muchos, es un depredador natural de la avispa gigante.

En poco tiempo, inmoviliza al avispón y empieza a despedazarlo por la cabeza para después devorarlo como si no hubiera un mañana, en una escena que estremece.

Sin detenerse, continúa alimentándose de las otras partes de su cuerpo y lo que queda en el lugar de los hechos fue apenas un rastro de lo que «en vida fue» un insecto letal.

El último bocado sabe mejor

Te dejamos con el sorprendente video que sin duda te dejará sin aliento:

Así de desconcertante puede ser la naturaleza y los humanos no tenemos más que dar un paso atrás y maravillarnos de ella.

No te vayas sin compartir estas impactantes imágenes con tus amigos, más de uno se sorprenderá.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!