La milagrosa transformación del pobre perrito que parecía «algo» con pus, piel y huesos

Algunos de nuestros amigos peludos son tan descuidados que, lamentablemente llegan a padecer afecciones tan graves que comprometen su vida.

Es el caso de Augustus, un adorable border collie con caso de sarna tan severo que estaba al borde de la muerte, pero su fortaleza y sus ganas de vivir le permitieron volver a disfrutar de cada amanecer.

La recuperación de este cachorro es un caso simplemente milagroso.

Debbie Rappuhn, presidenta y cofundadora del refugio de animales Heart of Alabama Save Rescue Adopt (HASRA), está acostumbrada a ver a perritos en situaciones terribles siendo testigo de casos de crueldad y abandono animal.

Pero la situación de Augustus ha sido uno de los casos más difíciles que le ha tocado vivir, aún con su experiencia y nervios de acero su fortaleza se quebrantó al verlo.

Este border collie fue rescatado vagando las calles de Northwest Alabama, en Estados Unidos, desnutrido, deshidratado. Su condición era muy deplorable.

Su pelaje se había transformado en una costra gigante y dolorosa provocada por un severo caso de sarna. Su afección había avanzado tanto que era prácticamente imposible saber la raza de Augustus. El pobre cachorro parecía “algo” con pus, piel y huesos.

Por fortuna un ángel en la tierra lo vio entre la multitud y decidió llevarlo al refugio de animales HASRA.

Fue tal la impresión que causó este perrito cuando llegó al centro de rescate que el personal nunca podrá olvidar su caso.

El veterinario del refugio sufrió mucho al ver a su nuevo paciente, pero sin pensarlo se preparó para salvarle la vida.

El estado de salud de Augustus era tan crítico que no había tiempo para lamentarse, el tiempo estaba en su contra y lo que había que hacer, había que hacerlo rápido.

Además de la sarna, Augusto estaba demacrado con miles de ácaros en sus oídos. Poco a poco, el veterinario despegó cuidadosamente las capas delgadas de la corteza de lo que antes era su pelaje, lo desparasitó, y así comenzó su lento, difícil y doloroso proceso de curación.

Con el tiempo, no solo el pelo le volvió a crecer, sino que también dejó atrás esa etapa de sufrimiento para dar paso a una nueva vida llena de amor y cuidados.

Poco a poco su raza se empezaba a asomar y donde antes se veía a un triste perro a punto de morir, ahora se podía ver a un feliz y sano border collie, casi totalmente recuperado y listo para ser puesto en adopción.

Finalmente, una pareja lo llevó a casa y, Mindy, una perrita que ya era mascota de la familia se convirtió en la mejor amiga de Augustus.

Después de estar al borde de la muerte por una grave desnutrición y uno de los casos de sarna más severos Augustus es el perro más feliz del mundo.

Celebramos su impactante transformación compartiendo la historia de Augustus como un ejemplo de fortaleza y amor.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!