La mujer que confesó amar mucho más a su perro que a su hijo, es blanco de críticas

No podemos negar que el vínculo entre una mascota y su dueño es incomparable, un amor puro y genuino que solo quienes han tenido un peludo como compañero fiel entenderán.

Enlaces patrocinados

Sin embargo, son muchas las personas que cuestionan si una mascota podría llegar a sustituir el cariño de un ser humano y si el amor filial entre diferentes especies existe realmente.

Asegura que ama más a su perrito que a su familia, incluso más que a ella misma.

Para los que aún tienen duda te presentamos el caso de Ángela Garvin, una mujer que tras dar unas fuertes declaraciones en un canal de televisión estadounidense, ha creado un fuerte debate sobre el amor que se le debe tener a las mascotas.

Ángela ha confesado que ama más a su perro que a su propia familia, incluso ama más a su bola de pelos que a su hijo de 12 años. Con total honestidad declaró:

 “Amo a mi hijo y esposo. Pero amo mucho más a Frenchie”.

Al ser cuestionada sobre el por qué de sus sentimientos, Ángela confesó que el amor entre ella y su perrito es completamente diferente. Al respecto destacó:

Enlaces patrocinados

“Es un tipo de amor diferente. Es simplista. Él no tiene condiciones conmigo en comparación con los seres humanos”.

Si bien la mujer destaca que ama a su hijo de 12 años, argumenta que ya es independiente y comienza a compartir mucho con sus amigos por lo que gran parte del tiempo no está en casa. Incluso alega que ve mucho más a Frenchie que a su esposo e hijo.

Con su esposo de nombre Peter, las cosas no son muy diferentes, asegura que él ya entendió el vínculo tan fuerte que existe entre el perrito y la mujer.

Ángela está súper feliz de contar con el amor incondicional de su amada bola de pelos, pero sus declaraciones han generado tanto en adeptos como opositores un sinfín de comentarios. Algunos de los más destacados son:

Enlaces patrocinados

-“Ignorante, para eso no se tiene  hijos”.

-“Es lo malo de cuando la gente solo tiene hijos por presión social”.

-“Pobre de ella, su perro no le va a durar muchos años y su hijo va a crecer, entonces a ver si no cosecha lo que siembre”.

Otros más a su favor destacan:

-“Prefiero perritos que niños, y amo más a  mi perro que a mi novio, él lo sabe. He aprendido mucho de ellos que de los humanos, ellos son fieles hasta morir”.

-“Tiene razón, en mi caso amo tanto a mi hijos peludos que en cuanto amor no hay diferencias”.

-“Solo ha dicho lo que la mayoría calla. Si ella encuentra más paz y afecto en el animalito que en su propia familia, bienvenido sea”.

Para Ángela no existe mejor vínculo que el de ella con su perrito, solo piensa en hacerlo feliz y darle todo lo que merece. Ella está feliz de compartir su vida con un ser tan noble.

Ser un padre canino es disfrutar de uno de los vínculos más puros que existe. No te vayas sin compartir esta historia que ha dejado tan de que hablar y déjanos saber tu opinión.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!