Le envía una carta a su perrita fallecida y al día siguiente el cartero le entrega la respuesta

Desde el principio, Maci, de 4 años, y su querido perro Kendal eran amigos inseparables. A donde uno iba, el otro lo seguía, eran, ni más ni menos, de esas parejas de niños que cultivan una amistad hermosa junto a su mascota.

Kendal solía acostarse junto a Maci mientras la pequeña jugaba, cuenta Crystal Hopkins, la madre de Maci.

Kendall fue inseparable con Maci desde que era muy pequeña

La pequeñita, una vez notaba la presencia de la perrita, dejaba lo que estaba haciendo, acariciaba a la mascota, le frotaba la barriga o le daba un cálido abrazo, mientras le decía: «Te amo, eres una buena chica”.

Desafortunadamente el tiempo pasa y algunas mascotas no viven todo lo que nosotros quisiéramos.

Es por esto que a Kendal le llegó la hora de despedirse de Maci, dejando en el corazón de la pequeña y en el de todos los miembros de esa familia, un vacío difícil de llenar.

Después de una larga batalla con ciertas enfermedades, la amorosa Kendal falleció a los 13 años.

A los 13 años, la perrita abandonó a la familia luego de darles todo su amor

Maci estaba muy triste, como era de imaginarse, pero pronto se consoló al pensar que la perrita se encontraba en un lugar mejor.

Al principio Maci se sintió furiosa y triste, explicó su madre, pero conforme se le fue pasando la indignación de saber que ya Kendal no estaría con ella, decidió hacerle un dibujo a la mascota para enviárselo al cielo.

Maci preparó para Kendall una carta muy especial

La chiquita hizo un dibujo de su perrita fallecida y la acompañó de un mensaje de amor, en el que le recordaba a la mascota cuánto la amaba y cuánto la iba a extrañar a partir de ese momento.

Acabada la obra, era necesario darle la misiva al cartero para que se encargara de hacerlo llegar a Kendal, allá en el cielo.

La pequeña le entregó al cartero la nota, con la esperanza de que Kendall la recibiera en el cielo

A la mañana siguiente, cuando llegó el cartero, Maci salió corriendo a darle la más preciosa de las cartas. El sujeto, enternecido con la pequeña, le dijo a Maci que se aseguraría de que Kendal recibiera su mensaje.

Al día siguiente, el cartero de los Hopkins llegó con una carta de respuesta, enviada desde Kendal en el cielo hasta Maci en casa. Inmediatamente la pequeña abrazó la carta con una enorme emoción.

¡Qué feliz se puso la pequeña Maci al tener noticias de su amada Kendall!

En ella, “Kendal” le dijo a Maci que estaba muy agradecida por su mensaje y que ella también la amaba y la extrañaba. Le recordó que siempre la llevaría en su corazón. Hopkins se sorprendió por la rápida respuesta de la perrita a su hija y le está sumamente agradecida al empleado de correos que hizo posible la dulce correspondencia.

Puede que Kendal ya no esté cerca de la misma manera que ella, pero ahora Maci sabe que su querido cachorro siempre estará a su lado en espíritu. «Ella dijo: ‘Me alegro de que todavía esté en mi corazón'», dijo Hopkins.

Esta tierna historia no debería quedarse solo contigo, ¡multiplícala al compartirla con otras personas!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!