La Policía irrumpe en una casa para salvar a 150 perritos que vivían en condiciones deplorables

Lo hemos dicho y recalcado en infinidad de oportunidades y no nos cansaremos de hacerlo: los animales de compañía forman parte de nuestro hogar, son uno más y como tales, deben ser respetados. A pesar de que la sociedad se ha sensibilizado en torno al cuidado de los animales, aún es mucho lo que falta por hacer.

Enlaces patrocinados

Situaciones lamentables de trato indigno hacia los más indefensos forman parte del día a día, y uno de los aspectos más preocupantes es el tráfico ilegal de animales de compañía.

Tal como sucedió en la ciudad de Rosario, Argentina, donde la policía dio con una residencia donde se encontraban unos 150 perritos hacinados y en condiciones francamente insalubres, pero que además, eran comercializados indiscriminadamente por el dueño de la propiedad.

Sin embargo, las nuevas medidas tomadas por el gobierno tendentes a garantizar el bienestar de las mascotas, a decir de las autoridades, no tendrá miramientos con el o los responsables. Serán juzgados con todo el peso de la ley por trato indigno y venta ilegal de los más de 100 caninos.

“Quienquiera que haya sido el responsable será juzgado con dureza. La comercialización ilegal de especies animales es un delito que está tipificado en nuestra Constitución”, aseguró el jefe de la Policía Municipal de la localidad.

Por su parte, los peludos que tuvieron la desdicha de caer en las garras de la más absoluta miseria humana, esperan por una resolución que se definirá en los próximos días y que será la que por fin dirá cuál será su destino final.

Enlaces patrocinados

La secretaria de Control y Convivencia de la Municipalidad de Rosario, Carolina Labayru, fue quien irrumpió al domicilio acompañada de un grupo de agentes del orden, tras recibir una llamada de alerta por parte de la Sección Ecológica de la Policía comunitaria del sector.

Vivir en esas pequeñas jaulas no es vida

Una vez los perros fueron liberados, se procedió a clausurar el lugar y se acabó de una vez por todas con el comercio de estos animales. Ahora, los acusados deberán enfrentarse a la justicia argentina. En tanto, los perritos permanecieron en el mismo domicilio, solo que esta vez, resguardados en depósito judicial, mientras las autoridades actúan.

“El trato injusto hacia un animal es un delito y está sancionado por la ley, la tenencia responsable de animales de compañía conlleva asumir obligaciones para el cuidado y bienestar de las mascotas”, recordó la Municipalidad a todos sus ciudadanos.

Es muy triste pensar que hoy en día se siga teniendo que repetir una y mil veces esto mismo a la población, ya que esta indigna subcultura que afecta la integridad y el bienestar de los animales se continúa practicando y está aún muy arraigada en muchos países del mundo.

Enlaces patrocinados

Por fortuna, ya estos perritos fueron librados de estos sujetos sin nombre, y aunque aún no han sido puestos en adopción, todo parece indicar que pronto dejarán aquel sitio donde tantas veces fueron desatendidos, irrespetados y humillados por gente sin escrúpulos.

Comparte esta historia con todos, mientras más personas, mejor, porque ningún animal merece vivir hacinado en una jaula, y mientras más iniciativas se hagan para evitar estas prácticas, mejor será para nuestra sociedad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!