La tierna recuperación de la osa polar que se hizo viral por buscar comida entre la basura

Son muchas las advertencias que se han levantado sobre las graves consecuencias que afectan al planeta en general por el cambio climático. Los activistas no paran en su lucha para crear conciencia sobre este tema tan importante.

Es muy triste que la inconsciencia de los seres humanos en cuanto a la protección del medio ambiente cause tanto daño a los animales, quienes se ven obligados a buscar alternativas de vida que muchas veces representan para ellos un gran riesgo y peligro.

Hace un par de meses el mundo fue sorprendido con las imágenes que fueron publicadas de Martha, una osa polar deambulando por un basurero en Rusia buscando alimento para poder sobrevivir.

Las fotografías mostraron a Martha con un mal aspecto en general con un peso muy bajo, aproximadamente 60 kilos menos del mínimo estimado para un oso polar sano.

Era evidente que su condición de vida no era el más adecuado y que se encontraba por la ciudad industrial de Norilsk, en Rusia, por una extrema necesidad.

Martha, de un año y medio o dos años estaba desesperada por alimento, sin lugar a duda, había salido de su hábitat por causas de fuerza mayor.

Los trabajadores del zoológico de Royev Ruchei, ubicado al sur del país acudieron al llamado de quienes fueron testigos de la presencia de Martha. De inmediato el personal del zoológico se trasladó para ayudar a este animal a encontrar un lugar más seguro para su recuperación.

Todo indicaba que Martha estaba caminando entre los escombros escapando del incendio más largo de la historia en el Ártico que devastaba a Siberia, o que estaba en cautiverio para su posterior venta y había sido liberada porque sus criadores no contaban con medios económicos para mantenerla.

El personal del zoológico compartió la maravillosa noticia de que Martha se ha recuperado. Afortunadamente Marha recibió la atención médica y los cuidados necesarios para mejorar su estado de salud, y cuatro meses después pesa casi 150 kilos.

Realmente ella disfruta mucho sus baños. Los voluntarios han hecho todo lo posible para que ella se sienta a gusto a pesar de no estar en su hogar original.

Lamentablemente no es la primera vez que animales de esta especie salen de su hábitat en busca de refugio y comida.

Durante el año pasado las altas temperaturas dejaron sin alimento a los osos que se vieron obligados a buscar comida en los contenedores de ciudades habitadas.

Algunos vecinos de Belushya Guba, una localidad del archipiélago ruso de Nueva Zembla, tomaron imágenes en las que se observan cuando estos animales se asomaban a las viviendas, creando pánico entre los residentes.

Celebramos la recuperación de Martha, pero es necesario crear conciencia sobre las graves consecuencias de la contaminación ambiental.

Comparte esta noticia, ayudemos a los activistas a defender el hábitat natural de los animales.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!