La tripulación de un barco rescata al pajarito que se perdió en el mar

La tripulación de un barco no pudo ser indiferente ante el sufrimiento de un pajarito y decidió darle la oportunidad que tanto necesitaba para seguir viviendo.

Jacob Knowles es un marinero y gran amante de la naturaleza. Durante años, se ha dedicado a viajar tanto como sea posible para conocer las costas de su país y gracias a eso ha logrado aprender mucho sobre los peces y las aves del lugar.

En uno de sus últimos viajes en Maine, Estados Unidos; Jacob se encontró con un pajarito en apuros y no dudó en tomar acciones al respecto.

El ave era diminuta y los miembros de la tripulación la encontraron a unos centímetros del barco luchando por su vida.

Había caído al mar y movía sus alas en un desesperado intento para mantenerse a flote.

La tripulación del barco actuó justo a tiempo para salvar al frágil pajarito

pajarito

Afortunadamente, contó con la ayuda de Jacob y sus amigos, uno de ellos lo tomó con mucha delicadeza y lo liberó en una superficie segura.

Se aseguraron de llevarlo a uno de los lugares más calientes del barco para ayudarlo a que secara sus alas lo más pronto posible.

Es admirable el acto de amor que tuvieron hacia un ser tan pequeño y vulnerable que necesitaba ayuda. En caso de que no hubieran reaccionado a tiempo, el pobre tendría el peor de los desenlaces.

Muchos podrían extrañarse al imaginar que un pajarito como ese sufra el peligro de ahogarse.

Sin embargo, es algo que suele suceder en la zona. Sólo pueden aterrizar en la tierra y si por algún motivo terminan adentrándose sobre el mar, comienzan a perder sus fuerzas y no encuentran un lugar seguro sobre el cual posarse.

Es por eso que los barcos como los de Jacob son su única esperanza. Los miembros de la tripulación no sólo se aseguraron de salvarlo sino que también le dieron un poco de comida. Se aseguraron de velar por él y de que estuviera en perfecto estado de salud.

barco

Después de haber pasado el terrible susto de estar a punto de ahogarse, el pajarito comenzó a mostrarse muy simpático con sus rescatistas. Uno de ellos le ofreció agua en una pequeña superficie y tomó con muchas ganas.

También comió un poco y se quedó revoloteando sobre de Jacob para disfrutar el viaje. Jacob permaneció junto a él durante una hora, había calculado que ese sería el tiempo necesario para volver a acercarse a la costa.

El pajarito disfrutó de su cómodo viaje en barco y en cuanto comenzó a ver un poco de tierra sus ojos se iluminaron. Jacob comprendió que había llegado el momento y lo liberó.

El ave merece permanecer libre, y nosotros, debemos saber contemplar su belleza desde el cielo porque así es como son plenamente felices.

Todos los seres vivos merecen que sus derechos sean respetados, este rescate nos recuerda que cada criatura es valiosa y que debemos estar comprometidos con preservarlas. Además, permanecer atentos a cualquiera que necesite nuestra ayuda.

El alegre pajarito voló de inmediato en dirección hacia los árboles. Había logrado sobrevivir gracias al bonito gesto de amor de ese hombre y volar lleno de energía era la mejor señal de agradecimiento que podía brindarle.

Afortunadamente, gracias a sus héroes, este pequeño y adorable pajarito pudo volver hacia el cielo para continuar su camino junto a los demás de su especie.

El cuidado y el amor con el que trataron al ave se ganó la admiración de miles de personas que comentan en las redes agradeciéndoles a todos los miembros de la tripulación por demostrar su nobleza y respeto a la vida.

Jacob es un verdadero ejemplo a seguir. Un pequeño gesto de ayuda podría salvar la vida de alguien.