La triste realidad de perritos «olvidados» en la pandemia que hallaron consuelo en los oficiales

Pese a las explicaciones dadas por la Organización Mundial de la Salud que niega la transmisión del coronavirus a través de animales domésticos, el número de perritos y gatos abandonados se ha incrementado en los últimos meses.

Esto lo saben muy bien los oficiales del Departamento de Policía del Callao (Perú), quienes ven con preocupación lo que ha sucedido en los últimos meses.

Al parecer en un mercado bastante transitado de la ciudad, las personas inescrupulosas han comenzado a abandonar a sus mascotas. Los oficiales no saben cómo el lugar se convirtió de un momento a otro en un vertedero de perros desplazados de sus hogares pero lamentablemente es algo que ha venido sucediendo.

Los perritos que se han hallado recientemente en el lugar son bastante dóciles, juguetones y parecen haber llevado una vida buena en el pasado.

Tristemente, ahora el futuro que les podría esperar es desalentador. Tras años viviendo cómodamente en sus hogares, sus “responsables” decidieron dejarlos solos a su suerte. La falta de personas en el lugar debido al confinamiento ha dejado el espacio libre para que se cometan estos actos injustificados.

Pero los oficiales no sólo están velando por los canes sino que se han hecho grandes amigos.

Los vecinos de la zona también están alarmados ante la situación y aunque han decidido ayudarlos junto a los militares que disfrutan trabajar al lado de los perros, se sienten decepcionados por las razones por las cuales llegaron a ese lugar.

“Están dejando muchos perritos en Tomás Valle, adelante del mercado Santa Rosa frente al KFC hay casi 10 perritos con la carita triste y hay hasta un pitbull que es el más dulce de todos”, comentó la residente, Alejandrina Navarro.

Alejandrina hizo una publicación de Facebook para pedir apoyo con estos peludos. Ante su indignación decidió actuar y junto a otros vecinos los están ayudando pero temen que todo se complique para estos perritos.

“Anoche fui y los dejamos con la pancita llena y su agua, urge ropita para todos, uno está con bronquitis y una amiga lo vistió, lo está medicando. Una está con su pancita (embarazada) y es chiquita. Espero conmover el corazón de los amantes de los animales. Ellos se han hecho amigos de los policías que cuidan la calle”, continuó la mujer.

Publicada por Alejandrina Navarro Gutierrez en Viernes, 29 de mayo de 2020

Estos perritos corren un alto riesgo en las calles, ya uno está enfermito y además una de las peludas fue dejada en el lugar sin importar que estuviese embarazada. Los vecinos y oficiales intentan hacer lo mejor por ellos pero necesitan de alguna fundación o persona generosa que pueda brindarles un hogar.

Alejandrina junto a su amiga Gira Ramos se están encargando de alimentarlos pero quieren reubicar a los animales pronto. Por ese motivo dejó a disposición un número telefónico para cualquier alma caritativa que desee brindar apoyo, en Perú: 964 023 363.

Los oficiales también están cooperando y se han ganado el amor de estos peludos pero lo mejor es darles un techo donde puedan estar. Comparte este caso y ayúdanos a darles un lugar seguro.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!