Las criaturas que salvaron a Australia de la sequía y dieron de beber a cientos de animales

El continente australiano tiene una historia notable: una historia de aislamiento, desecación y resistencia en un arca al borde del mundo. Es una historia de supervivencia, ingenio y logros impresionantes durante muchos años.

Esta arca antípoda llevaba una carga extraña de marsupiales quienes se salvaron del destino de sus parientes en otros continentes que fueron diezmados por el aumento de los mamíferos placentarios.

Los wombats son una de estas especies que, en los últimos meses de sequía y voraces incendios en la región, se han convertido en unos verdaderos salvavidas para otras especies.

Estos incansables voluntarios se han convertido en los héroes de los animales de su localidad, cavando sin descanso en un agujero que había permanecido por años en la propiedad de Ted Finnie, un ganadero de la región y en él han encontrado el vital líquido, necesario para sobrevivir a la sequía.

Wombats cavando agujeros para conseguir el agua

La residencia de Finnie se encuentra a 30 kilómetros al suroeste de Merriwa, en Nueva Gales del Sur, Australia, un área del valle donde casi no ha llovido durante los últimos 3 años.

De allí la importancia del celo y el ahínco con el que trabajan estos marsupiales para hacer brotar el agua de la tierra y dar de beber a más animales necesitados a lo largo y ancho de toda la zona afectada.

Actualmente, Australia se encuentra saliendo de una temporada de sequía e incendios sin precedentes, por lo cual, la ayuda de estos animalitos es más que heroica.

“Se describe mejor como un cráter. Tiene unos 20 metros de diámetro, con el borde del bajando unos cuatro metros en el suelo. A medida que el cráter se secó debido a la sequía, los wombats se han enterrado para acercarse al agua y se han sumergido un poco en el subsuelo”, dijo el agricultor.

Los canguros disfrutando del agua gracias a sus compañeros los wombats

Ahora, gracias a su encomiable labor de ingeniería, de este pozo con agua pueden beber no solo los propios wombats, sino también los canguros y wallabies, así como cualquier otro animal necesitado de calmar su sed. Todos son bienvenidos.

Finnie, quien es un veterinario retirado del zoológico de Taronga, afirmó que los demás animales deben estar agradecidos con la titánica tarea de los wombats.

“Los animales deben mucho a los wombats, especialmente dado el hecho de que son capaces de abastecer este suministro de agua bastante profundo a otros animales en peligro”, comentó.

Por su parte, la bióloga de la Universidad de Western Sydney, Julie Old, visitó el pozo de los marsupiales y afirmó que el sitio era único en su clase, ya que no tenía registros precedentes de otros wombats buscadores de agua. Es casi como si estos ejemplares fueran adivinos, cavando agujeros para llegar al agua para aprovecharla y compartirla.

Desde que los voraces incendios se desataran en septiembre de 2019, llenando de dolor y mermando sustancialmente la flora y la fauna australiana, muchas han sido las historias para compartir, reflexionar e incluso imitar. Y esta de los héroes wombats ¡es hermosa!

Comparte esta historia con tus amistades más cercanas, a pesar de la devastación estos animales no solo han sobrevivido, sino que han prosperado en el continente habitado más seco de la Tierra durante 50.000 años o más.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!