Las lágrimas de un niño de 5 años al recibir la noticia de la injusta muerte de su perro

Todos quienes tienen hijos pequeños y perros saben del vínculo tan conmovedor y especial que se puede crear entre ellos. Se convierten en un miembro más de la familia y para los chiquitines de la casa, en sus fieles compañeros de aventuras y mejores amigos.

Es por eso que no puede haber nada más doloroso para un padre que anunciar a un hijo que su amigo de cuatro patas ha tenido que cruzar el arco iris.

Fran y Nolan Howarth, padres del pequeño Michael, tuvieron que sentar a su hijo para comunicarle que su perro Brandit, un Welsh Springer Spaniel, tuvo que partir.

En un conmovedor video, compartieron las lágrimas de dolor y frustración de su pequeño, que con apenas 5 años, no logra entender por qué la vida tuvo que separarlo de su gran amigo de esa manera.

Las lágrimas de impotencia de un pequeño niño destrozan a cualquiera

«Necesitamos hablar de Brandit, debe cruzar el puente del arco iris», le dijo el padre a Michael, con el corazón roto.

«Yo lo amo muchísimo, voy a llorar demasiado», dice el pequeño deconsolado. El padre no hace más que abrazarlo y le dice: «Lo sé, cariño».

Michael no encuentra consuelo, por eso los padres decidieron compartir el desgarrador momento para advertir a otros, sólo quieren que ningún otro perro tenga ese lamentable final y ningún otro niño pase por ese sufrimiento.

«Esto es lo que sucede cuando no recoges la basura. Esto es lo que le haces a los niños de cinco años, les rompes el corazón», escribió junto al video que ha impactado a miles de personas.

Nolan contó que se encontraban en la playa Lytham St Annes, cerca de Blackpool. La madre había llevado a Brandit a caminar, como siempre lo hacía.

A Brandit le encantaba pasear entre las dunas de arena. Eran un poco altas, lo que impidió que su dueña, que estaba a unos metros, pudiera ver que el perrito olfateaba una montaña de basura. En cuestión de minutos, se dio cuenta que sacó algo y ya se lo había comido todo, pero en ese momento no supo lo que era.

Al día siguiente empezó con vómitos y una notable desmejoría en picada. Fue llevado de inmediato a una clínica veterinaria, donde tuvo que ser sometido a una cirugía de emergencia, hallaron 2 grandes núcleos de mazorca de maíz que estaban obstruyendo su estómago. 

A pesar de que parecía que la intervención había sido oportuna, ese lamentable accidente no hizo más que empeorar su salud y terminó costándole la vida, 3 semanas después.

«Estamos tambaleándonos como familia por la pérdida de Bandit. Mi hijo estaba absolutamente fuera de sí. Él es hijo único, y Brandit era su todo», dijo el padre devastado.

Brandit y Michael hacían absolutamente todo juntos, se tenían el uno para el otro

El perrito tuvo que ser sometido a una segunda cirugía después de que presentara otra obstrucción en el intestino, la familia haría lo que fuera para salvarle la vida. Pero lo que encontraron los médicos esta vez ya era irreversible, tenía un gran foco de pus en el estómago.

El veterinario simplemente lo llamó para decirle que lo mejor sería dejarlo partir para que no sufra más.

Pero para el pequeño Michael lo más duro de todo, con su poca edad, fue que ni siquiera le pudo decir adiós.

Los padres ahora comparten su dolor para tocar los corazones de la gente irresponsable cuando acude a la playa.

«No se hacen una idea del gran daño que pueden causar, mucha gente no sabe que el centro de una mazorca de maíz es fatal para los perros. Estoy muy enojado, ¿es tan difícil llevarse la basura?», concluye Nolan.

Comparte esta triste noticia para que sirva de advertencia a otros, un segundo de descuido y de no pensar en los demás, puede traer consecuencias devastadoras. ¡Mucha fuerza, pequeño Michael!

 

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!