Le toma fotos mensuales a su perrita y no para de crecer, su transformación es increíble

Cuando estamos dispuestos a tener un perrito en casa disfrutamos ver la transformación de un cachorrito tímido y protegido a un perro grande y enérgico. Sin embargo, hay algunos casos que pueden sorprender más que otros. Naty Flores es una jovencita que desde que conoció a su perrito cuando era lo suficientemente pequeño como para protegerlo con sus manos, supo casi de inmediato que aquella tierna bolita de pelos crecería rápidamente.

El malamute es originario de la zona antártica y una de las razas más antiguas de los perros de trineo.

Marshall es su adorable perrita, un malamute de Alaska, una perrita enérgica inteligente, pero sobre todo grande, muy grande que dejaría a su joven dueña sorprendida con lo rápido y fuerte que crecía. Para tener prueba de la increíble transformación, Flores tomó fotografías mensuales de su perrito revelando resultados realmente sorprendentes.

Un malamute puede llegar a pesar un poco más de 45 kilos.

Flores documentó la transformación de su amada mascota, de un tierno cachorro a un perro adulto. Al respecto comenta:

«Cuando llegó aquí, era una pequeña y hermosa bola de pelos. Pensé en tomar una foto de su crecimiento, ya que el malamute de Alaska es una raza que crece mucho”.

Durante un año Flores comenzó a tomarse fotos con su perrita para dejar evidencia de su rápido crecimiento. Para asegurarse de que el cambio fuera más perceptible decidió mantener el mismo escenario, se aseguró que el fondo fuera el mismo, la ropa que ella lucía para la foto era la misma, incluso también era la misma pose. Algo que a Marshall parece gustarle pues en todas las fotos mira a la cámara.

Marshall disfruta que le tomen fotos y ser el centro de atención.

La joven notó que no solo los cambios era físicos en su perrita, a medida que crecía su adorable mascota iba revelando una personalidad más juguetona y amorosa. Aunque confiesa que no le gustan las personas desconocidas, cada vez que llega algún desconocido a casa sale con un pañuelo amarillo que indica que es un perrito nervioso.

Los malamutes tienen un gran parecido con el husky siberiano.

El perrito ya tiene un año y pesa más de 39 kilos, Flores comenta que no sabe qué hará con un perrito tan grande, al parecer está raza deja de crecer cuando tienen un año y ocho meses. Cuando piensa en cómo creció tan rápido busca en su registro fotográfico y contempla a un perrito donde su naturaleza es ser adorablemente grande.

No dejes de compartir está historia en tus redes para que todos conozcan al gran perro que con el tiempo se convirtió en todo un modelo.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!