León marino invade la piscina de un hotel, luego le obliga a un turista a cederle su tumbona

¿Hoteles solo bajo reservación? Un león marino hembra le ha enseñado a un turista cómo disfrutar de un día soldado sin tener que pagar ni un centavo en un hotel lujoso de Puerto Ayora, en las Islas Galápagos, Ecuador.

Cuando las vacaciones consisten en visitar algún ambiente natural, todo turista sabe que en cualquier momento puede cruzarse con algún animal autóctono del lugar pero quién se imaginaría que en la propia piscina de un hotel podrías se invadido por un personaje bastante particular.

Wendy, el león marino le dio la sorpresa de su vida a un turista durante una tarde en la piscinaleón marino

Wend es un león marino que vive en su hábitat natural pero está tan acostumbrada a las personas y las bondades de la vida lujosa, que no pierde oportunidad para echarse un chapuzón en los hoteles más costosos de la Islas Galápagos.

Esto es algo que saben muy bien los habitantes del lugar pero cuando visitas por primera vez no esperas llevarte este tipo de sorpresas.

Resulta que este mes esta simpática criatura decidió tomar el sol en una de las tumbonas a la orilla de la piscina, después de nadar y pasear un rato por las instalaciones del hotel.

El asunto es que Wendy lo hizo a plena luz del día y no se inmutó ni si quiera por la presencia de un hombre que ocupaba la silla.

Parece que Wendy puede ser bastante odiosa cuando se lo propone y si no lo crees solo espera a ver el vídeo.

Las cámaras de vigilancia del lugar captaron al león marino disfrutando de las instalaciones, tal como suele hacerlo a diario, pero en esta ocasión la criatura fue más allá, increpando al hombre a levantarse de su cómodo lugar para ocuparlo ella.

Como niña caprichosa, sale del agua y se abalanza sobre el asiento. De inmediato, el hombre sorprendido no hace más que apartarse y cederle el espacio.

Parece que no quería meterse en problemas con esta chica mala.

Gracias a una turista que tomaba algunas panorámicas desde el balcón, salió a relucir la grabación sobre el gracioso momento protagonizado por este atrevido animalito marino y el evento se hizo viral.

«Los animales aquí son muy respetados y amados: se les pide a todos que mantengan una distancia de 2 metros de ellos y que no los toquen ni los alimenten. Tomé este vídeo mientras estaba sentado en nuestro balcón. Mi esposo y yo estuvimos en Galápagos en nuestra luna de miel”, señaló la mujer.

@bmorekenzie619

The cherry on top of the most perfect honeymoon ❤️ #galapagos #waitforit #original #corememories #sealion #laughs #honeymoon #grumpyman #sunbathing

♬ original sound – Mackenzie Castellanos

Para la pareja debió ser una gran sorpresa y además deben haberse reído mucho con la osadía de esta leona marina. Tal como después lo hizo el hombre al cual le fue quitado su lugar en la piscina.

Nadie sabe con exactitud desde hace cuánto Wendy hizo de ese lugar su parque de diversión.

Después de que el vídeo corriera como pólvora en las redes, los administradores del Hotel Solymar, en el que sucedió el incidente, comunicaron lo complacidos que están con esa huésped tan especial: Wendy.

Además, resulta que la leona marina no los visita sola, sino que la acompaña su cachorra. A esta pequeña la conocen en el lugar como Lulú.

Una familia muy acostumbrada a los placeres de la vida.

Además de gracioso, el vídeo también ha conmovido por el respeto que en el lugar demuestran por la fauna. Sin duda que estos animales son los principales dueños de esas tierras y a todos nos contenta saber que no se les ha desplazado del todo.

La convivencia entre humanos y estas criaturas nos habla de tolerancia y respeto por parte de los dueños y trabajadores del lugar. Por esa razón, también nos complace que eduquen a sus turistas.

Evidentemente, tanto Wendy como los demás compañeros pueden llegar a tomarse algunas atribuciones, así que lo mejor es ser precavidos y disfrutar de la estadía.