Leones toman una siesta en la carretera aprovechando la tranquilidad de la vida sin humanos

Un grupo de leones no ha querido perder la oportunidad de disfrutar de aquellos espacios donde no suelen tener acceso debido a la presencia de personas. Si bien el último año y medio ha estado precedido por grandes cambios debido a la pandemia del Covid-19 a los animalitos les ha traído algunas ventajas, se ha presentado un fenómeno de libertad y tranquilidad que disfrutan numerosas especies como resultado del confinamiento.

Los leones tomaron una merecida siesta en la carretera de un parque de vida silvestre.

leones

La ausencia de personas deja la vía libre para que los animales puedan retomar esos espacios que antes evitaban. La despoblación de los entornos con habitual presencia humana están dejando imágenes curiosas alrededor del mundo.

Esta vez te contamos el caso concreto del Parque Nacional Kruger en Sudáfrica, donde la ausencia de turistas facilita el libre movimiento de los leones.

Una manada de leones parece disfrutar de la ausencia de turistas.

El parque lleva cerrado desde el pasado 25 de marzo, sin embargo, los guardias siguen vigilando la zona, sobre todo, por la posible presencia de cazadores furtivos.

Uno de ellos, Richard Sowry, observó la escena cerca del campamento de Orpen, en la frontera oeste del parque.

“Visitantes de Kruger que los turistas normalmente no ven #SALockdown Esta manada de leones suele residir en el Parque Contractual Kempiana, un área que los turistas de Kruger no ven. Esta tarde estaban tirados en la carretera de alquitrán a las afueras del campamento de descanso de Orpen”, dijo Richard.

El Parque Nacional Kruger es la reserva de animales más importante del Sur de África, con 989 km2, extendiéndose 350 km de norte a sur y 60 km de este a oeste.

Cuenta con una gran variedad de animales salvajes, recientemente, los leones han protagonizado una llamativa escena al salir de su zona habitual y aventurarse a visitar vías que normalmente son frecuentadas por turistas.

Isaac Phaahla, portavoz del parque, comentó al respecto:

“Acostarse en la carretera durante el día es inusual porque en circunstancias normales habría tráfico y eso los empujaría hacia el monte”.

Verlos descansar fuera de su zona habitual es extremadamente raro, por lo que los guardabosques no dudaron en capturar el momento y compartirlo en las redes.

Desde el auto el hombre tomó las fotografías y se las ingenió para estar a 5 metros de los leones que estaban descansando plácidamente.

“Los leones están acostumbrados a las personas en vehículos. Todos los animales tienen mucho más miedo instintivo a las personas a pie, por lo que si hubiera caminado nunca me habrían permitido acercarme tanto”, destacó Richard.

Normalmente, los leones se encuentran en los arbustos mientras los turistas los contemplan desde los vehículos, pero ante la ausencia de las personas aprovechan para moverse con libertad por el parque.

Sin embargo, los guardabosques temen que los leones se acostumbren demasiado a esta nueva normalidad y crean que las carreteras son un lugar seguro para descansar.

Los leones recorren libremente por lugares que antes evitaban.

Los guardabosques también destacan que el aislamiento no ha tenido ningún efecto en el comportamiento de los animales, sencillamente se encuentran disfrutando de un lugar completamente solo sin la presencia de turistas. Finalmente, Isaac dijo:

“Simplemente ocupan lugares que normalmente evitarían cuando hay turistas. La gente debe recordad que KNP sigue siendo un área en gran parte salvaje y, en ausencia de humanos, la vida silvestre es más activa”.

El parque es el hogar de una increíble variedad de vida silvestre, Richard Sowry está feliz de poder compartir parte del paisaje y la fauna de esta reserva sudafricana. Después de todo, nada como la vida silvestre en su esencia pura para revelarnos las maravillas de madre naturaleza.

La pandemia nos ha quitado mucho, pero también nos ha permitido disfrutar de estas pequeñas escenas que sin duda, alegran el corazón de quienes amamos y respetamos la vida silvestre.