Levantan la voz en contra de una empresa después de que uno de sus paseadores les robó su perro

Con los ajetreos del día a día, hay muchas personas que no cuentan con el tiempo suficiente para poder pasar a sus perros y deciden confiar esta importante tarea en alguien más. Wag Walking es una aplicación que ofrece este servicio e incluso el de cuidar a los perros cuando nadie más se encuentre en casa. Por desgracia, una pareja ha decidido acudir a las redes para advertir al mundo entero sobre la terrible experiencia que tuvieron con uno de los empleados de Wag.

El perrito vive con su familia en la ciudad de Nueva York.

Max y Sophie Troper llevan años con su perrito llamado Benny. Un día, contrataron el servicio de Wag para asegurarse de que el perrito pudiera tener su paseo diario, pero todo terminó en una enorme indignación cuando se enteraron de que alguien había robado a su mascota.

La pareja abrió sus puertas a Benny como un hogar temporal, pero pronto se convirtió en parte de la familia.

A las 9:30 de la mañana, la pareja recibió un mensaje en donde les informaron que alguien llamado Christian fue el encargado de pasear a Benny y que todo había salido bien. Sin embargo, una hora más tarde recibieron otro mensaje en donde les dijeron que habían programado un nuevo paseo y que Christian sería reemplazado por otro paseador.

Benny es de la raza yorkie shih tzu.

Al principio no le dieron mayor importancia y pensaron que se trataría de una simple confusión entre los paseadores de la empresa. Sin embargo, minutos más tarde el nuevo paseador encargado se comunicó con los Troper para explicarles que no podía cumplir con su tarea ya que no encontraba a Benny por ningún rincón de la casa. Max y Sophie dejaron sus trabajos de inmediato y acudieron a su casa temiendo que su perrito estuviera perdido.

“Pensamos que Benny podría estar escondiéndose o que había algún error con el nuevo encargado del paseo”.

Sus peores temores se habían confirmado. Benny no aparecía por ningún lado y nadie lograba explicar la confusión entre los dos paseadores que habían sido asignados para el paseo del día. Al día siguiente, la policía logró ver los videos de la cámara de seguridad y allí se ve claramente cómo el empleado de Wag, Christian Madriaga, se lleva a Benny en sus brazos. Los oficiales acudieron de inmediato a su residencia y allí lo encontraron con el asustado perrito de los Troper.

“No entendemos cómo alguien podría hacer algo así. Hay miles de perros en los refugios esperando por alguien que les de amor y un hogar definitivo”.

La pareja sospecha que Christian quería a Benny para regalarlo a alguien más. A pesar de que han logrado encontrar a su perrito, se encuentran indignados con la aplicación y se encuentran reportando lo sucedido para que nadie más tenga que pasar por esta angustiosa situación.

Comparte esta nota para exigir que Wag y todos los paseadores de perros cumplan con sus responsabilidades y no sometan a las mascotas a tales situaciones de estrés.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!