Lleva a su dueña el pajarito herido que cuidadosamente rescató y espera preocupado a su lado

Nadie puede dudar de la amabilidad y el sentido de protección de nuestros amigos peludos, ellos son realmente seres con una solidaridad de que los humanos deberíamos aprender.

Charlie es un adorable pitbull que ayudó a que un pájaro que cayó al suelo tras impactar con la ventana. Este amigo peludo tomó al ave en su boca y lo llevó con su madre y esperó a su lado para asegurarse de que todo estaba bien.

La familia de Charlie lo rescató hace dos años y cada día se sienten más agradecidos con este cachorro que desde que llegó al hogar solo les ha sabido dar amor y alegría.

Elizabeth Houston, su madre, dice que Charlie es uno de los perros más dulces que existen. Lo describe como un cachorro que tiene un alma muy gentil que se preocupa mucho por las personas que lo rodean.

Y tanto es así que cuando Charlie vio un pájaro volar por una ventana y caer al suelo inmediatamente lo ayudó.

“Encontró el pájaro justo después de que volara hacia la ventana de mi sala de estar”, dijo Elizabeth.

Charlie pudo ver que el pájaro no se movía y que necesitaba ayuda, y suavemente lo agarró con su boca y lo llevó hacia su mamá. Después lo dejó caer en su regazo.

Este cachorro permaneció al lado de su madre mientras ella sostenía al pájaro, él esperó para saber qué le había pasado al pequeño animalito.

«Él vigiló al pájaro todo el tiempo”, dijo Elizabeth.

Este adorable amigo peludo miraba a su madre con mucha atención esperando que el pájaro se despertara.

Finalmente, el pájaro se despertó y comenzó a piar. Charlie estaba tan emocionado que no podía creerlo.

“La expresión del rostro de Charlie no tiene precio”, dijo su madre.

Este cachorro es tan noble que no podía contener su emoción después de que el ave que había rescatado despertara del regazo de su madre.

Gracias a la rápida reacción de Charlie este pequeño pajarito estaba a salvo y se pudo recuperar.

Una vez que la madre humana de Charlie estuvo segura de que el pájaro estaba completamente bien, lo soltó de regreso al jardín. Charlie estaba siempre a su lado mientras veía a su nuevo amigo volar, y solo así se quedó tranquilo.

Su madre decidió publicar esta historia para ayudar a que la gente vea lo adorable que pueden llegar a ser los pitbulls.

No dejes de compartir esta increíble historia, realmente tenemos mucho que aprender de los animales.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!