Lleva a su perrito moribundo en una carretilla a su montaña favorita para un último paseo

No existe experiencia más dolorosa como tener que despedirse para siempre de quien más amamos. Y no es muy diferente con los perritos. Ellos, los seres más nobles y leales, nos regalan sus mejores años de amor incondicional a nuestro lado. Por eso cuando enferman, e irremediablemente tienen que partir, nos quedamos abatidos y desconsolados.

El mes pasado, conmovedoras imágenes de un hombre junto a su perro moribundo en la montaña, dieron la vuelta al mundo, tocando la fibra más sensible de todos en las redes.

Monty es un perrito de 10 años que desde cachorro no se ha separado de su amado dueño

Las imágenes retratan el momento en que Carlos Fresco, un hombre de 57 años, de Londres, decidió llevar en una carretilla a su perro labradoodle en su último paseo a su montaña favorita. ¡Es difícil contener las lágrimas!

El dulce ancianito disfrutó explorando colinas y caminatas por todo el país durante varios años junto a su dueño.

Por eso, Carlos decidió llevarlo hasta la cima de Pen y Fan en Brecon Beacons, Gales, donde habían estado muchas veces antes cuando Monty era un perrito saludable.

Ahora, su perro fiel estaba a las puertas de la muerte, debido a la leucemia que padecía contra la que luchó desde hace 18 meses, pero ahora había regresado con fuerza.

Tristemente, el hombre sabía que Monty en breve cruzaría el arcoíris, por lo que quiso por una última vez despedirlo con un emotivo paseo que quedaría grabado en el fondo de su corazón para siempre.

Sin embargo, no imaginaba que en su expedición por la montaña, se encontraría con desconocidos que lo interrogarían de inmediato sobre el perro. Y al enterarse del gran motivo que lo movía, no fue raro que muchos terminaran llorando.

“Unos completos extraños preguntaron si podían compartir el empuje en carretilla de Monty en su último viaje; muchos no podían soportarlo y lloraban porque todos amamos mucho a nuestros pequeños amigos de cuatro patas”, relató Carlos.

A pesar de lo difícil que podía suponer empujar al dulce Monty en su carretilla a través del camino pedregoso, eso no fue obstáculo para que verdaderamente se sintiera amado en sus últimos momentos, incluso por gente que ni siquiera lo conocía.

El último paseo de Monty quedó recogido en un emotivo video que hace llorar a millones:

“Me gustaría agradecerles a todos por su apoyo, aliento y preocupación genuina por Monty. Mi pequeño tocó tantas vidas. Hizo sonreír a todos con los que entró en contacto y tomarse un momento para reflexionar cómo a veces la vida no es tan mala”, agregó su dueño.

Carlos relató que después de ese paseo, él se aferró a su perro anciano con todas sus fuerzas. Tan solo quería que por lo menos aguantara a la celebración del Día del Padre; y así fue: a la mañana siguiente del día del Padre Monty murió a los pies de su cama.

“Miré por encima del colchón y se había ido. Sin embargo, se veía tan tranquilo y me alegro de que pudiéramos ir juntos a una última aventura. Era un muchacho encantador”, concluyó Carlos entre lágrimas.

Nos alegra que Monty haya recibido tanto amor a lo largo de su vida. Era justo que antes de cruzar el arcoíris su dueño lo despidiera así, tocando tantos corazones, haciendo tanto bien… Enviemos un mensaje de solidaridad a su dueño que aún llora a su perrito, que era como un hijo. ¡Comparte!