Llora desconsoladamente tras ser separado de su hermano al ser abandonados juntos en el refugio

Las escenas de un perrito que llora desconsoladamente en el refugio, al darse cuenta de que lo separarán de su hermano para siempre, tocan la fibra más sensible de muchos en las redes.

Como si no hubiera sido suficientemente duro que los hayan abandonado a ambos, ahora su corazón no podía estar más roto.

Nuestros amigos peludos son seres muy emocionales, realmente ellos tienen maravillosos sentimientos, y los protagonistas de esta historia así lo demuestran.

Se trata de dos cachorros que crecieron juntos y que tristemente fueron llevados a un refugio donde fueron separados, pero Schwabo, uno de ellos no dejaba de llamar a su mejor amigo desde que se dio cuenta que no estaba junto a él.

Se tenían el uno al otro y ese era su único bálsamo para aguantar tanto dolor

Los solitarios aullidos de este devastado cachorro tiraron del corazón de Jani Bradfor, voluntaria del refugio, quien lo vio mirar por el divisor de vidrio cuando buscaba a Rocky, su hermano canino.

Schwabo, de Miami Dade, intentaba desesperadamente encontrar a su mejor amigo mirando de un lado a otro. No paraba de llamarlo, estaba realmente triste.

Schwabo lloró durante días en su perrera, extrañaba a su familia, pero a quien más echaba de menos era a su mejor amigo Rocky.

El perro lloró desconsoladamente tratando de que le devolvieran a su hermano del alma

desconsoladamente

Schwabo, de 9 años, y Rocky, de 11 años, habían pasado sus vidas juntos hasta que su dueño los llevó al centro debido a problemas con él.

Al no estar Rocky, Schwabo parecía perdido e incluso se negaba a comer.

El vídeo del devastado perrito llorando conmueve a millones en las redes:

“Creció admirando a Rocky, quien es como su hermano mayor. Está muy, muy apegado a él”, dijo Jani.

Cuando estos cachorros llegaron por primera vez al refugio, Rocky fue directamente al área del piso de adopción, mientras que Schwabo, que cojeaba un poco debido a la artritis, fue enviado a la zona de observación.

No pensó que muy pronto su corazón roto sería sanado por una caricia del destino

Rocky recibió rápidamente una solicitud de adopción, pero el posible nuevo dueño nunca apareció, por lo que ambos perritos lograron reunirse de nuevo.

Realmente Schwabo no podría haber estado más feliz.

«Schwabo pasó a ser un perro diferente desde el momento en que volvió a ver a Rocky», dijo Jani.

Aunque estos cachorros crecieron juntos, tienen personalidades distintas. Los dos canes están unidos, pero no podrían ser más diferentes.

Se amaban profundamente y ninguno podía concebir la vida el uno sin el otro

“Rocky es mayor, pero actúa como un cachorro. Le encanta jugar con la pelota, puede jugar todo el día, en cambio Schwabo actúa como un perro adulto, es muy tranquilo, y requiere muy poco mantenimiento», agregó Jani.

A Rocky le gusta llevar un estilo de vida más activo, está siempre en movimiento, y Schwabo se conforma con pasar el rato y ver jugar a su mejor amigo.

«Schwabo no hace mucho, se acuesta en su cama y le encanta ver todas las ocurrencias de Rocky”, dijo Jani.

Afortunadamente, los dos perros ya no tendrán que preocuparse por separarse nuevamente.

“Schwabo necesita a Rocky. Le encanta estar cerca de él, verlo jugar todo el día. Rocky lo hace feliz «.

Doghouse Rescue Academy vio una de las publicaciones de Jani en Facebook sobre la pareja de canes y decidió ayudarles a encontrar un hogar juntos.

Sin embargo, hasta la fecha sólo han podido ubicarlos en hogares de acogida. Si bien han recibido solicitudes por separado, se niegan a darlos en adopción hasta que aparezca esa familia ideal que se los lleve juntos para siempre.

Y ahora que están juntos estos dos amigos peludos son todo sonrisas. Deseamos de corazón que puedan disfrutar juntos en un hogar permanente.