Lo abandonaron en una caja sin poder caminar más pero el cachorro lucha por levantarse de nuevo

El invierno es una época difícil para todo aquel que no cuenta con un techito bajo el cual refugiarse, pues sus vidas quedan aún más expuestas. Sin embargo, parece que esa realidad poco le importó a la persona que decidió dejar a la deriva a un cachorrito de pitbull en plena celebración decembrina y su caso nos ha conmovido.

Las patas torcidas del pobre Thor habrían sido la causa por la cual un desalmado decidió dejarlo de lado dentro de una caja en plena nevada.

Un acto realmente cruel.

Por fortuna parece que el cachorrito de Portici en Nápoles (Italia), recibió su milagro de Navidad pues su caso fue reportado ante el Rifugetto Abeta Portici, y sus voluntarios se animaron a ayudarle de inmediato.

Thor, como ellos mismos lo bautizaron, estaban en terribles condiciones y dudaban que pudiese salir adelante.

Hoy luce como un cachorro muy amado.

La organización compartió su historia a través de su cuenta en Facebook.

“Era difícil de entender cuánto tiempo tenía, estaba desnutrido y paralizado. Ni siquiera se sabía si sobreviviría y qué daño real tenía. Desde las primeras radiografías, era solo un montón de huesos casi puestos al azar en toda la parte superior de la columna”, informó el refugio.

Después de esos primeros días de angustia, el peludo se fue recuperando y la posibilidad de su muerte fue descartada.

Sus cuidadores sabían que el can lo estaba logrando pero tampoco podían confiarse, así que continuaron con su cuidado férreo. 

Todos en el refugio procuraron su bienestar.

Cuando Thor llegó al refugio no podía ni levantar la cabeza pero en cuatro meses su ánimo era completamente diferente.

Poco a poco se fue convirtiendo en un lindo peludo.

Meses después de su hallazgo, Thor luce increíble aunque hay problemas que no se solucionaran de un día para otro.

Este hermoso peludito no puede caminar por los daños en su columna vertebral.

“Thor es un espléndido ejemplar de pit bull de nariz rosa. Lamentablemente no camina, tiene una deformación grave en una pata delantera, no logra tomar una posición correcta en la columna, se arrastra a un costado y se empuja para moverse“, detalló la fundación.

El peludo deberá pasar por un proceso largo y difícil pero lo bueno es que no está solito.

“Las evaluaciones generales son de un perro joven y sano, por eso decidimos darle una oportunidad de todos modos y, sabiendo muy bien que algún día llegarán las decisiones difíciles a tomar, trataremos de hacer lo más agradable posible este destello de su vida”, dijo Rosa Galbiati, vicepresidenta de la Asociación Abeta Onlus, quienes atendieron el caso en primera instancia.

Ver al animalito hacer todo por salir adelante es algo que rompe el corazón, pero a su vez representa una muestra más de lo que los animales son capaces de enseñarnos con su perseverancia y determinación ante la vida.

El refugio compartió el último avance de Thor y es para llorar de emoción:

Un problema de salud no debe ser razón para recurrir al abandono, por favor comparte la historia de Thor y ayúdanos a sensibilizar al mundo con estos casos.