Lo descubrieron cuando asomó su cabecita por un agujero, pero no estaba solo

Los rescatistas de Alley Cat Rescue estaban trabajando cerca de la estación de metro North Hollywood en Los Ángeles, cuando de pronto algo distrajo su atención.

Mientras estaban allí, descubrieron un pequeño gatito asomando su cabeza por un agujero en una cerca de madera. Corría el riesgo de quedarse atascado y decidieron actuar pronto.

Este pequeño dejó ver su cabeza por este agujero. Su iniciativa sería el boleto a la salvación

Comenzaron a investigar acerca de la forma de llegar al otro lado de esa cerca y cuando finalmente consiguieron el acceso, lo que les esperaba más allá, era algo con lo que no contaban en lo absoluto.

¡Toda una camada de gatitos estaba allí a la espera de ayuda! El gatito que había sacado la cabeza por el agujero, estaba acompañado de otros cuatro.

Cinco gatitos esperaban ayuda con urgencia

Necesitaban atención médica urgentemente, en especial el más pequeño de ellos, quien tenía los ojitos sellados a causa de una gran infección.

Meeps fue el nombre con el que bautizaron a la más chiquilla y enferma de todos. Los voluntarios no sabían si ella sería capaz de sobrevivir, pero estaban dispuestos a intentarlo todo hasta el último minuto.

Estaban muy enfermos cuando fueron rescatados

Los gatitos recibieron múltiples tratamientos. Además de estar llenos de parásitos, requerían tratamiento para infecciones respiratorias y en sus ojos.

No fue sencillo enfrentar este caso, pero todos fueron colocados en un hogar de acogida donde los cuidaron por 24 horas consecutivas.

Todos presentaban infecciones en los ojos y vías respiratorias

Meeps no se rindió. No solo estaba feliz de recibir las atenciones necesarias, también podía acurrucarse en calma con sus hermanitos, con la tranquilidad de saber que ya nada los amenazaba. Bien alimentados, con el tratamiento indicado y mucho amor, estos huerfanitos comenzaron a prosperar.

Meeps podía ser la más pequeña, pero no por eso estaba dispuesta a quedarse atrás. A medida que su salud se fue haciendo más fuerte, la gatita cobró personalidad, fuerza y comenzó a demostrar que era toda una traviesa.

Mira cuánto han mejorado desde el día de su rescate

Pero lo más importante de todo esto, es que la ceguera momentánea de Meeps se ha sanado para siempre. Ahora ella tiene un mirada hermosa y cristalina y la oportunidad de encontrar con sus hermanos, un hogar donde ser amada por el resto de sus días.

Cada uno de estos chiquillos ha superado las tres semanas de vida. No fue un comienzo sencillo, pero ahora están listos para seguir creciendo y, muy pronto, encontrar a sus familias perfectas.

Y Meeps se ha convertido en una de las más encantadoras de la camada

Gracias a un grupo de personas responsables y amorosas, estos gatitos están fuera de las calles. Tú también puedes aportar un poco a esta historia, compartiéndola en las redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!