Lo rechazaron por sus tiernos colmillos y sus raras patas hasta que obtuvo la familia que soñó

Una persona de Ridgewood, Queens, Nueva York, encontró en un patio trasero a un gatito diminuto que parecía tener algo extraño en sus patas.

Llamó a una de las voluntarias de Fuzzy Butt Rescue And TNR y ella acudió de inmediato al llamado. Jacqueline rescató al chiquillo y luego de echarle un vistazo, decidió que debían llevarlo con un veterinario cuanto antes.

Este hermoso gatito tenía un tamaño reducido para su edad y una curiosa condición en sus patas

El gatito nació con una condición congénita que causó una deformidad en sus piernas. A pesar de ser un poco frágil, con ánimo comenzó a comer y rápidamente empezó a prosperar en un ambiente hogareño.

A las seis semanas de edad, pesaba menos que cualquier otro gatito de su tamaño, pero lo que le faltaba en estatura, lo compensaba en personalidad. Jacqueline sabía que este chiquillo excepcional necesitaba algo más y ella estaba dispuesta a dárselo.

Más allá de sus limitaciones físicas, ama compartir con humanos y animales como cualquier otro gatito de su edad

Comenzaron a buscar para él un hogar de acogida permanente que le proporcionara alimentación las 24 horas, atención complementaria y fisioterapia. Dina, una de las voluntarias de Fuzzy Butt Rescue accedió encantada. Luego de ver algunas fotos del pequeño, supo que era amor a primera vista.

En su primer día en casa, se mezcló a la perfección con su nueva familia. Tenía mucha curiosidad y todavía contaba con algo de movilidad en sus patas traseras, por lo que quiso explorar su entorno y conocer de cerca a sus nuevos compañeros de cuarto.

Speck es un hermoso gatito capaz de robarse tu corazón con su tierna mirada. ¡Compruébalo en el siguiente video!

A pesar de su condición, el gatito nunca parecía molestarse y trataba de hacer todo igual que el resto de la pandilla. A medida que creció, sus adorables colmillos comenzaron a formarse. Le dieron una característica única que solo se sumaba a su ternura. Por eso Dina decidió llamarlo Speck-tabular.

Speck ha estado recibiendo fisioterapia (incluida la terapia con agua), usa aparatos ortopédicos y tiene un carrito para ayudarlo a desarrollar la fuerza muscular y mantener su cuerpo en la posición correcta y así evitar malformaciones.

Actualmente, Dina está trabajando con especialistas de la Universidad de Pennsylvania para tratar de identificar cuál es su condición. Mientras tanto, están dispuestos a amarlo más que a cualquier otro gato en el mundo, colmándolo de afecto y atenciones.

Speck vive su vida feliz. Puede hacer cualquier cosa al igual que la haría un gato normal, con la única diferencia de que para lograrlo, necesita un poquito de ayuda extra.

Speck está recibiendo muchos cuidados, entre ellos fisioterapia

Él recorre la casa con su silla especial y hasta pide asistencia para ir a la caja de arena. Es un gato excepcional desde cualquier punto de vista.

Amoroso, divertido y único en el mundo, Speck es un buen ejemplo de cuán importante es confiar en el deseo de superación de algunos animales. Su voluntad de vivir y su buena actitud, puede ser un ejemplo para cada uno de nosotros, ¿no lo crees?

Gracias a su sillita, puede conservar una buena postura y moverse por toda la casa

Si te gustó la historia de Speck, no te vayas sin antes compartirla en tus redes sociales. ¡Muchos la amarán!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!