El caso de 3 perritos es una advertencia del peligro de las excursiones a elevadas temperaturas

Con la llegada del verano en muchos lugares del mundo, las personas aprovechan del tiempo libre para ir de excursión con sus mascotas. Sin embargo, es importante recordar que debemos tomar varias medidas de seguridad para poder velar por su bienestar y evitar que las altas temperaturas afecten su salud.

Actualmente hay una fuerte ola de calor en California.

En las últimas semanas el Equipo de Búsqueda y Rescate de Malibu ha acudido a atender las difíciles emergencias que varios perritos sufrieron al ir de paseo a la montaña. Uno de los casos más sonados fue el de un husky siberiano llamado Titus. Él y sus dueños fueron a subir la montaña y cuando se encontraban en la mitad de su trayectoria comenzaron a notar varios síntomas de que el pequeño no se encontraba bien.

Titus vive con sus dueños en la ciudad de Westlake Village.

Titus se encuentra en muy buena forma y sus dueños se encargaron de mantenerle hidratado a lo largo del camino pero de todas formas sus patas se vieron notoriamente afectadas por lo caliente que se encontraba el suelo. Llamaron de inmediato al equipo de rescate y allí pudieron dar a Titus los cuidados básicos que necesitaba.

Titus ya tiene cinco años de edad.

Los expertos aseguran que el husky permaneció con vida gracias a los cuidados de sus dueños quienes velaron constantemente por su hidratación y además llamaron a emergencias en cuanto notaron los primeros síntomas. De haber esperado al final de la excursión este hermoso perrito podría no haber tenido tanta suerte.

Titus hizo el camino de regreso a casa en una camilla que se usa para los humanos.

Por desgracia, un labrador que se encontraba en una situación parecida no logró sobrevivir. Cuando el equipo de rescate acudió en su ayuda ya era demasiado tarde. El perro sucumbió por un fuerte golpe de calor.

El perrito que perdió la vida era mayor y tenía sobrepeso.

Otro perro, cuyo nombre no se ha revelado, también tuvo que ser rescatado durante la misma semana. Logró recibir tratamiento para recuperarse de las altas temperaturas y afortunadamente se recuperó en cuestión de horas.

“El calor es algo que no se puede tomar a la ligera. Si las altas temperaturas ya son incómodas para ti, entonces son prácticamente insoportables para tu perro”.

Neal Thornhill, un rescatista, asegura que cada caso es diferente pero lo más importante es asegurarnos de que el perro se encuentre en las condiciones físicas necesarias para poder ir de excursión y se mantenga constantemente hidratado.

Comparte este importante mensaje para que muchos dueños de perritos puedan tomar las medidas de seguridad necesarias y velar por sus amigos peludos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!