Los caballos se acercan al asustado venadito que había perdido a su mamá para ayudarlo

El instinto maternal es algo capaz de dejar boquiabierto a cualquiera. Todas las crías necesitan de su madre durante al menos las primeras semanas de vida.

En la naturaleza resulta vital recibir la protección y alimentos de su madre o de lo contrario, la vida de las crías se encontraría en un enorme peligro.

Lamentablemente, hay ocasiones en las que los bebés quedan completamente solos y expuestos a los depredadores.

Es entonces cuando el instinto maternal de otros animales lo que logra salvarlos. Kally May es una mujer que capturó en imágenes una conmovedora escena.

Kally se encontraba en un rancho en las afueras del condado Routte de Colorado, se había dirigido allí con la intención de disfrutar del aire libre y ver las maravillas de la naturaleza.

En efecto, se encontró con una escena que la marcó para siempre y decidió tomar un par de fotografías para compartir su experiencia con el mundo entero.

Kally vio a un venadito bebé completamente solo. Sabía que ver a una cría en ese estado podía resultar extraño así que decidió consultarlo con la División de Vida Silvestre de la zona.

Ellos le advirtieron que no debía interactuar ni interferir con los animales. A veces, es normal que las crías de venados de permanezcan solas por un tiempo mientras sus madres van a buscarles alimento.

Kally hizo caso a las autoridades pero decidió seguir de cerca al venadito para asegurarse de lo que le sucedería nada malo.

No podía imaginar que el pequeño contaba con tres enormes caballos que lo vigilaban y cuidaban como si se tratase de uno más de la familia.

Los caballos lo seguían de cerca y hasta le ofrecían besos. Parecían estar muy atentos a todo lo que sucedía a su alrededor, era evidente que tenían un gran instinto protector y se preocupaban por el venadito bebé.

“Los estaban protegiendo de posibles depredadores”, dijo Kally.

Al día siguiente, Kally comprobó que la mamá venado había regresado junto a su hijo. Los hermosos caballos habían hecho lo necesario para mantenerlo a salvo durante su ausencia.

Si todos los humanos actuásemos como estos cariñosos caballos, el mundo sería un lugar mejor. Ellos se dedicaron a cuidar a un peludito en apuros cuando lo vieron lejos de la protección de su madre. Son un gran ejemplo a seguir.

No te vayas sin dar a conocer estas hermosas fotografías y el bonito mensaje que Kally aprendió en su paseo por el rancho.