Los corazones de los rescatistas quedan destrozados al hallar un perrito herido sobre el colchón

Hay historias, como la del perrito que conocerás a continuación, que son un verdadero misterio y nunca logran resolverse. Este animalito no tenía nombre y no saben cómo llegó al lugar donde fue encontrado. Solo sabían que necesitaba a alguien que lo amara.

Cuando Stray Rescue of St. Louis ingresó a una casa abandonada recientemente, subieron y vieron a un Pit Bull, solo y descansando sobre un colchón viejo. Una rescatadora experimentada llamada Donna, fue la primera en acercarse al perro.

Supieron que el perrito estaba en una casa abandonada al ver la silueta a través de los cristales

Les pareció haber visto algo a través de los cristales rotos de una ventana, así que decidieron entrar y la verdad es que fue una buena corazonada. Encontraron al perrito allí, echado apaciblemente disfrutando de un poco de sol. Les tomó un par de minutos que el animal se acercara a ellos con dulzura.

Era evidente que el animal no estaba bien. Parecía muy adolorido, por lo que resolvieron llevarlo de inmediato a recibir la atención veterinaria necesaria. Las malas noticias apenas estaban por llegar.

Esta desoladora escena, realmente le rompió el corazón a los rescatadores

 

En todo momento, el perrito sin nombre permaneció muy cerca de sus rescatadores. Parecía cansado, como si la enfermedad que lo aquejaba lo hubiese acompañado por mucho tiempo. Era evidente que ahora solo le importaba recibir un poco de afecto.

El veterinario determinó que no había nada que hacer. El perrito había sufrido por mucho tiempo de un prolapso que había comprometido su existencia. Ahora solo le quedaba conocer el amor y la generosidad de las personas en sus últimos días de vida.

A pesar de que la noticia conmocionó a sus rescatadores, el perrito no perdió la oportunidad de lamer sus rostros, como si ese sencillo gesto fuese el agradecimiento más puro que una persona pudiese recibir.

En cada minuto de aliento que restaba en la vida de este perrito, recibió el amor de sus benefactores

Los responsables del Pit Bull no se rindieron, pero los pronósticos seguían siendo igual de desalentadores. Solo había algo por hacer: amar a este noble animalito como nunca, hasta su último suspiro y así lo hicieron.

Habrían dado todo por dar a este perro amoroso una segunda oportunidad, pero por desgracia habían llegado demasiado tarde. Por eso, cuando se trata de un animal en estado de abandono, cada minuto cuenta, porque nunca se sabe contra qué estás luchando realmente.

Nos entristece mucho saber que este perrito no pudo contar una mejor historia, pero al menos alivia a nuestros corazones tener la certeza de que no dejó este mundo sin antes saber lo que era recibir el afecto y las atenciones de una persona generosa.

Su terrible enfermedad no le impidió demostrar su profundo agradecimiento

Una buena forma de ayudar a las mascotas que se encuentran en estado de vulnerabilidad y compartiendo sus historias con otros en las redes sociales… ¿te animas?

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!