Los dueños que acaben con la vida de sus mascotas pagarán su crueldad tras las rejas

Si hay algo por lo que luchan los defensores de la vida animal es la apreciación de toda criatura como ser vivo, y un urgente cambio de mentalidad de parte de tantas personas que creen que una mascota es una especie de objeto o ser inferior.

Por eso esta semana, todos han celebrado el paso agigantado que ha dado el gobierno de Portugal en cuanto a la defensa de los derechos de los animales.

Ellos tanto merecen amor y respeto como cualquier otra criatura.

Las autoridades lusas han actualizado una ley que desde el 2014 regía las normas sobre los malos tratos hacia las mascotas y catalogaba de delito cualquier daño que se les infringiera.

Con una sanciones más estricta y la aclaratoria de algunos aspectos, el partido PAN (Personas, Animales y Naturaleza) y al Bloco de Esquerda impulsaron las modificaciones en la ley anularía las lagunas legales que anteriormente existía en cuanto a las penas que debían recibir los abusadores de animales.

Estos amiguitos ya no están desprotegidos.

En Portugal, todo aquel que termine con la vida de animales domésticos de forma “innecesaria”, incurrirá en un acto delictivo que podría conllevar a una sentencia de entre 6 meses a 2 años tras las rejas.

Aunado a esto, de acuerdo al agravante la persona también será multada y el dinero recaudado de este tipo de sanciones irá directamente a refugios y fundaciones que trabajen en pro de la protección y conservación de la vida animal. Las instituciones privadas de uso público también podrían beneficiarse con este dinero.

Ya era justo que las autoridades pusieran mano dura a tanta maldad.

Las autoridades aclararon que la sanción dependerá del grado del acto. Entiéndase que si el hecho ocurre con “censura o perversidad con motivos agravantes”, el o los implicados recibirán un aumento de hasta un tercio en su pena.

Todos los animalistas esperan que esta modificación en la normativa sea una clara señal de alto para los dueños abusadores y negligentes.

Ellos no merecen todo lo malo que las personas les hacen.

Los perros, gatos y hurones son los animales domésticos más vulnerados en el país europeo pero a partir de este momento no sólo estarán más protegidos, sino que se podrá agilizar los procesos de rescate ante cualquier denuncia de abuso.

“Este cambio en la normativa permitirá agilizar los procesos de socorro a animales de compañía”, aseguró la diputada de PAN, Inês de Sousa Real.

Esta noticia ha llegado como una ola de aire fresco para todos los proteccionistas que a diario luchan contra el sufrimiento, la negligencia y cualquier tipo de maltrato físico a los que están expuestos tantas criaturas.

«Ahora mi papá deberá ser más responsable».

Todos saben que aún hay mucho camino por recorrer en este groso tema y por ello el PAN informó que también preparan un segundo proyecto de ley, en el cual los beneficiados serán los animales utilizados en la ganadería.

El mundo está atento a este gran ejemplo de civismo y humanidad que ha dado Portugal, esperamos que otros gobiernos se animen a poner mano dura contra los abusadores.

La lucha por los derechos de los animales tiene mucha tela que cortar pero esta noticia es sin duda un gran logro, compártela y que todos vean que sí es posible terminar con tanta maldad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!