Los empleados de una tienda de animales llaman a la policía al descubrir el robo de un husky

Los empleados y el director una tienda notaron que había varios artículos que faltaban en la sección de perros. Al principio se extrañaron muchísimo ya que estos no suelen ser la clase de productos que interesan a quienes se dedican al hurto.

Un vistazo a las cámaras de seguridad se encargó de aclarar qué estaba sucediendo.

El robo tuvo lugar en Carolina del Sur en los Estados Unidos.

En las imágenes se puede ver el momento en que un adorable husky se acerca a las puertas de la tienda y espera pacientemente para poder entrar. Una vez que está adentro logra pasar desapercibido y se dirige de inmediato a la sección de animales.

La tienda es una sucursal de la cadena Dollar General Store.

Allí, el husky sabe que encontrará todo tipo de delicias y logra hacerse con sus golosinas favoritas. Al principio, nadie se dio cuenta de lo que había sucedido.

Sin embargo, el gracioso perrito repitió el silencioso crimen una y otra vez hasta que los productos faltantes en la sección de animales comenzaron a desconcertar a todos los empleados.

Cato tomó varias orejas de cochino de la marca American Farms.

Se trataba de un lindo husky llamado Cato. El astuto perro se las ingeniaba para escapar de su casa y hacerse con un valioso postre en su tienda favorita. Una vez que descubren quién es el adorable culpable, los empleados “capturan” al perrito y llega la policía para someterlo a un arduo interrogatorio.

Todos bromearon asegurando que el perro enterró sus tesoros detrás de un autolavado de carros.

Contactaron a Holly Darden, la dueña de Cato y le explicaron las travesuras de su perro. Holly no tenía idea de que Cato se tomaba unas caminatas secretas para poder incursionar en el mundo del crimen.

Después de todo, Cato tiene una dulce mirada de perrito inocente con la que logra ganarse el corazón de todos los que lo conocen. Los policías hicieron un reporte sobre lo ocurrido y ahora el gracioso Cato tiene antecedentes que lo mantendrán en el ojo de la justicia.

“Ha sido el mejor arresto que hemos hecho”.

Por suerte, todo fue tomado con mucho sentido del humor y los policías disfrutaron conocer al dulce husky. Los empleados de Dollar General Store ahora se ven obligados a cerrar mejor sus puertas para que Cato y ningún otro husky vuelvan a hacerse de las suyas en el hurto de deliciosas golosinas.

Cato vive a tan solo unos metros de la tienda.

¿Qué opinas de las acciones de Cato? Esperamos que este dulce perrito pueda aprender la lección y lo premien con una buena dosis de las mejores golosinas de perros.

No te vayas sin compartir esta nota para dar a conocer la graciosa travesura de Cato.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!