Los guía desesperadamente a una zanja para advertirles que una vida en peligro debía ser salvada

No podemos negar que la mayoría de los perritos abandonados en los refugios llegan con un crítico estado de salud, muchos de ellos tienen una segunda oportunidad, mientras que otros pasan años esperando ser adoptados.

Cuando Peanut llegó al Refugio de Animales Delta, tenía dos piernas rotas, al igual que sus costillas, y una barriguita llena de residuos de alfombra, posiblemente ingerida después de estar varios días sin comer.

Muchos de los perritos rescatados llegan desnutridos y con llagas.

Desde que llegó, sus rescatistas sabían que la pequeña Peanut tenía algo especial, lo primero que hicieron fue darle la atención médica necesaria y sacarla del estado convaleciente en que se encontraba. Poco a poco fue recuperando fuerza y revelando su verdadera identidad, una peludita alegre y juguetona.

Sabían que un perrito especial necesita una familia especial, así que cuando se enteraron que sería adoptada por una pareja muy agradable los rescatistas estallaron de felicidad.

 La perrita rápidamente conquistó el corazón de sus rescatistas.

Ya con su nueva familia, la perrita disfrutaba correr por la casa y descubrir nuevos lugares donde hacer sus travesuras. Fue uno de esos días de juego que Peanut comenzó a actuar de manera extraña, no dejaba de ladrar y corría alrededor de toda la casa.

La perrita llegó hasta el garage donde se encontraba su padre mientras seguía ladrando desesperadamente, el hombre sabía que algo andaba mal así que llamó a su esposa y siguieron a Peanut a toda marcha. La pareja nunca imaginó con lo que se encontrarían.

Una pequeña niña estaba acurrucada en una zanja.

La perrita los guió hasta una zanja donde yacía boca abajo una pequeña niña totalmente desnuda de apenas tres años de edad. Conmocionados por lo que estaban viendo no perdieron tiempo en llamar al 911, la niña estaba temblando de frío por lo que el hombre se quitó la camisa y abrigó a la pequeña.

El joven comenta que cuando la ambulancia y la policía llegaron la niña solo pudo exclamar una frase: “perrito”. Sin duda, gracias a Peanut la vida de una niña logró salvarse. Al poco tiempo la Oficina del Sheriff del Condado Delta de Michigan confirmó la historia en un comunicado de prensa.

Tras la publicación algunos usuarios compartieron imágenes que resumen las acciones de Peanut.

La investigación reveló que la niña vivía en condiciones deplorables y fue asignada a Servicios de Protección Infantil. La valiente perrita recibió todos los créditos por alertar a sus padres sobre la niña.

Los padres de Peanut decidieron enviar una carta a Delta Animal Shelter, parte del escrito dice lo siguiente:

«Gracias a Peanut la vida de una pequeña  niña se salvó hoy. Ella ha sido una bendición para nosotros, y ahora para los demás. Las palabras no pueden expresar lo agradecidos que estamos de tenerla en nuestras vidas. Ella es parte de nuestra de familia ahora y gracias a personas maravillosas como ustedes en el refugio, está viva. Sin ella, no solo se había ido de este mundo, sino que la vida de esta niña también podría haber sido arrebatada”.

Peanut se ganó no solo el corazón de sus padres sino de todo aquel que hoy conoce su maravillosa historia. Gracias por actuar como un verdadero héroe, te mereces todo el amor del mundo y mucho más.

Comparte la nota en tus redes y hagamos viral la increíble historia de una perrita que salvó a una pequeña de un trágico final.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!