Los proteccionistas buscan prohibir el término de mascotas porque ellos no son una mercancía

La organización sin fines de lucro Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA) ha liberado grandes batallas por defender los derechos de los animales desde su fundación en 1980 y más de una vez han estado en la palestra de los medios por sus crudas denuncias.

En esta ocasión, han sido las declaraciones realizadas por Ingrid Newkirk, cofundadora de la organización, las que han despertado el interés de los noticieros.

Para la activista de 70 años la sociedad debe abolir por completo el uso del término “mascotas”, para referirnos a los animales que forman parte de nuestras familias.

De algún modo, Newkirk pone en evidencia el convencional modo de objetivizar la vida de estas criaturas.

Para lograr el cambio que se desea en el mundo y lograr que los animales dejen de ser visto como propiedad, la activista va con todas sus fuerzas contra la palabra mascotas.

«Los animales no son mascotas, no son su alarma antirrobo barata, o algo que le permite salir a caminar. No son nuestros como decoraciones o juguetes, son seres vivos», resaltó Newkirk.

Desde hace unos años, PETA ha luchado porque se le dé el mismo valor a la vida de los animales al que se le da a la vida de cualquier ser humano. 

Por eso, para Newkirk no es lógico emplear el término “dueño de mascotas”; para ella es mucho más coherente pensar en “cuidadores humanos”.

«Un perro es un sentimiento, un individuo completo, con emociones e intereses, no algo que ‘tienes’. La forma en que decimos las cosas gobierna la forma en que pensamos sobre ellas, por lo que se necesita un ajuste en nuestro idioma cuando hablamos de los animales en nuestros hogares”, dijo la activista.

La Sra. Newkirk ha sido una activista controversial y es recordada por aparecer desnuda en una protesta como parte de la campaña «Prefiero ir desnuda que usar pieles», que promovió PETA para pedir la prohibición total del uso de pieles de animales para la moda.

«Una mascota es una mercancía, pero los animales no deberían ser cosas en estantes o cajas, donde la gente dice: ‘Me gusta su aspecto, combina con mis cortinas o mi sentido de mí mismo’. Espero que el tiempo pase para ese tipo de actitud”, declaró Newkirk.

PETA al igual que otros grupos en pro de la vida animal, buscan promover un nuevo lenguaje que conduzca en un cambio de actitud hacia el trato y el modo que se le da a estas criaturas.  Pero esta no es la única exhortación que ha hecho la organización en los últimos días.

Ante el brote del coronavirus, PETA alentó a las personas a que se conviertan definitivamente en veganos.

Para los adeptos a la organización estamos viviendo unos momentos cruciales para nuestro planeta y nuestros hábitos deben cambiar: “No podemos esperar seguir viviendo en el planeta Tierra si seguimos comiendo animales», dijeron en un comunicado.

Comparte esta importante noticia y déjanos saber tu opinión. No hay duda de que los nuevos tiempos también nos exigen un cambio de mentalidad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!