Luchaba por mantenerse despierto para no perderse el paisaje, pero el agotamiento lo venció

Nino es un hermoso perrito de que logró conquistar a su dueña con sus enormes ojos. Kamila Ferreira se encontraba buscando un peludito y en cuando vio a Nino supo que era el indicado.

Enlaces patrocinados

La adopción resultó todo un éxito pero Kamilla no lograba entender por qué muchos extraños en la calle parecían aterrados de cruzarse con el dulce perrito. Lamentablemente, esta raza de perritos sufre de una inmerecida fama. Como muchos, Nino es una prueba de que los pitbull son dulces y amorosos.

“Si alguien lo quiere saludar, Nino les responde con mucha alegría. Todos lo conocen por su nombre en el vecindario”, dijo Kamilla

Recientemente, Kamilla decidió dar un paseo con su hermana Carol y Nino. Disfrutaron de un maravilloso día en la playa. Nino no conocía el mar, así que fue un día lleno de emociones. Jugó con Carol y recorrió la arena a toda velocidad lleno de alegría.

Cuando ya era hora de regresar a casa, el enérgico perrito se encontraba completamente agotado y moría de ganas por tomar una merecida siesta. Carol fue la primera en aprovechar el asiento trasero del auto para quedar profundamente dormida.

Enlaces patrocinados

Nino seguía muy emocionado y adoraba disfrutar la vista del paisaje a través de la ventana, pero había jugado tanto que a duras penas podía mantenerse despierto. Fue entonces cuando Kamilla dio un vistazo a su perrito y comprobó la graciosa manera en que se estaba quedando dormido.

“Lo que vi era tan tierno que sabía que debía grabar un video”, dijo Kamilla.

Nino estaba recostada en el asiento y cabeceaba de un lado para otro. Tocaba a Carol dulcemente con sus patitas mientras se dormía con una extraña posición que hacía que su cabeza se balancease.

Minutos después intentó continuar su siesta con la más extraña de las acrobacias y ubicó su cabecita hacia arriba. Finalmente, el adorable perrito encontró un lugar perfecto para él: el hombro de Carol.

Enlaces patrocinados

 

View this post on Instagram

 

A post shared by NINO 🐕 (@ninoobully)


Las imágenes de Carol y Nino tomando la siesta junto no tardaron en robarse el corazón de todos en las redes. El video recibió millones de reproducciones y muchos han comentado que sienten una enorme paz al ver a este precioso perrito durmiendo tan cómodamente. Las siestas siempre son mejores si tienes la compañía adecuada y Nino es un perrito realmente especial que adora disfrutar cada segundo junto a Carol.

Basta dar un vistazo a Nino para comprender que este perrito está lleno de amor. Comparte esta nota para luchar contra los injustos estereotipos de los pitbulls.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!