Cachorrito luchaba por su vida tras ser arrojado en un enorme vertedero sin que nadie lo notara

Cuando los rescatistas vieron que en el fondo de un gran vertedero de basura, una pequeña criatura luchaba por ser notado, su corazón se detuvo…

El mundo sólo comenzará a cambiar cuando comprendamos que los animalitos tienen el mismo derecho a la vida que cualquier persona. En nuestras manos esta velar por ofrecerles todos los beneficios que necesitan para que puedan crecer, desarrollarse y tener una vida larga y placentera.

Sin embargo, la realidad es otra y cada día nos encontramos con historias que demuestran lo retorcidas que pueden ser algunas personas, que cuando de lastimar a los peluditos se trata, no tienen límites.

El pobre cachorrito luchaba por sobrevivir en lo profundo de un vertedero de basura.

vertedero

Son muchos los perritos que deben padecer la peor de las situaciones tras ser abandonados, es bien sabido que las calles no es un lugar seguro para ellos y mucho menos si apenas están comenzando a vivir.

Apenas se podía notar su cuerpecito en medio de tanta inmundicia y desperdicios

En medio de su desesperación por sobrevivir comen casi cualquier cosa para evitar morir de hambre. Los basureros se convierten en uno de los lugares más frecuentados por los peluditos que se acercan con la esperanza de encontrar algo que alivie su hambruna.

La basura hasta donde alcanza la vista cubría el suelo de este vertedero. Pero la basura no era lo único que había allí. Entre toda la basura sucia había un pequeño cachorrito que fue descartado por su dueño.

El dueño ya no quería al cachorro y lo consideró inútil como el resto de la basura, así que ahí es donde lo arrojó.

Estaba sin fuerzas, sucio y muy desorientado.

Fue así como casi quedó sepultado entre las bolsas de basura mientras encontraba algo para comer. Su pequeño tamaño comparado con los enormes desechos que lo rodeaban dificultaba su salida.

No fue sino que hasta un grupo de voluntarios se percató de su situación y rápidamente intervinieron para brindarle toda la ayuda que el perrito necesitaba.

De no recibir ayuda a tiempo es posible que el perrito hubiera muerto.

Afortunadamente, los rescatistas se dispusieron a encontrarlo. Recorrieron cada centímetro del vertedero de basura hasta que finalmente vieron al cachorro tirado en lo profundo de los escombros. Estaba muy sucio, pero aún tenía un rayo de esperanza en sus ojos.

El rescatista lo recogió, le limpió toda la suciedad y la basura y le dio un poco de agua. Luego lo trasladaron a sus instalaciones donde le brindaron toda la atención médica que necesitaba.

Su rescate nos recuerda que en las manos correctas todo es posible. Tras una serie de exámenes el veterinario determinó que su estado de salud era bastante estable, por suerte no tenía ninguna lesión grave o enfermedad del cual preocuparse.

Por primera vez en mucho tiempo tomó agua limpia.

Era necesario darle algunas vitaminas y colocarle algunas vacunas para que pudiera crecer como un perrito sano y fuerte.

Si no fuera por estos rescatadores, ese cachorro eventualmente habría muerto en medio del basurero, debido al acto malicioso del dueño. El destino de este hermoso cachorrito comenzó a cambiar lenta y satisfactoriamente.

Pasó de estar casi sepultado entre un basurero a vivir en un hogar de acogida donde le están brindado todos los cuidados que necesita para su recuperación.

Aún está recibiendo tratamiento y todo el amor que merece.

Solo es cuestión de tiempo para que este cachorrito salga del caparazón y sea dado en adopción. Estamos seguros que encontrará la familia amorosa que se merece.

Quisiéramos con esta historia tocar el corazón de tantos desalmados que deciden descartar a los perritos como si fueran objetos. Suele suceder especialmente los días posteriores a Navidad o en cualquier ocasión cuando el «juguete» que obtuvieron como mascota ya no gusta tanto. ¡Por favor, ellos tienen sentimientos, y no merecen acabar en un basurero!

Gracias a la rápida acción de los rescatistas hoy este peludito está disfrutando de una mejor calidad de vida. Esto nos demuestra que los buenos somos más y unidos podemos hacer el cambio que queremos ver. Llenemos el mundo de buenas historias.