Lumen, una perrita de patas deformes, se somete a cirugías experimentales para su curación

Lumen es una chica de raza Gran Danés que nació con malformaciones congénitas en sus patas. La abandonó su criador en México y afortunadamente le tocó irse al Luvable Dog Rescue,ubicado en Eugene, Oregon, gracias a las maravillosas personas que creyeron en su capacidad de recuperarse a pesar de las dificultades. La única oportunidad que tenía para mejorar era someterse a una cirugía experimental para transformar sus patas deformadas y separarle los deditos para que pudiese recuperar el equilibrio y caminar. Además, necesitaba unas prótesis.

En el refugio mantuvieron la esperanza de que lograría usar sus patas tal como estaban, pero eso no fue posible. Una vez que su esqueleto madurara lo suficiente, la cirugía sería totalmente necesaria y además habría que diseñarle los dispositivos ortopédicos. Esto no le daría la oportunidad de tener las patitas normales, pero sí mejoraría mucho su movilidad. El Gran Danés es una raza cuya cualidad más sobresaliente es el tamaño y gran peso, por lo que el soporte es fundamental para ellos.

Con esa cirugía Lumen lograría tener una vida relativamente normal, y de calidad, rodeada de personas que la quieren mucho. Un equipo de cirujanos de la Oregon State University Small Animal Teaching Hospital creó un plan para ayudar a la chica, el cual involucra potencialmente varias cirugías. Según los expertos, los humanos pueden nacer con los mismos defectos congénitos que Lumen, así que estas operaciones podrían proveer aportes a las investigaciones en curso, para ayudar a los niños que nacen en condiciones similares.

“Ayudando a Lumen a ganar su independencia, también estamos ayudando a los humanos”, dijeron los cirujanos. Los médicos planean compartir la experiencia y esperan tener éxito con muchos otros, se trata de algo muy valioso. Para poder darle a la chica todo lo que necesita, se ha creado una campaña de GoFundme con la que todo el mundo puede colaborar si así lo desea.

Las primeras cirugías en dos de sus patas, ya se las realizaron. La chica se encuentra recuperándose y se ha prolongado el proceso debido a una infección que contrajo mientras estuvo en el hospital. Necesita cambiarse las vendas cada tres o cuatro días, pero por fortuna está sanando y está caminando un poco mejor. Es una chica muy valiente, que no se ha dado por vencida y evidentemente quiere recuperarse para caminar, tener finalmente su independencia… Además, está rodeada de un equipo de personas bondadosas, trabajadoras y admirables.

Comparte la historia con todos tus conocidos, para que cada vez más personas la ayuden a recuperarse. ¡Adelante, Lumen!

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!