Madre de acogida queda en shock al leer los papeles de adopción del perrito que cuidaba

En el mundo hay personas destinas a convertirse en verdaderos ángeles para proteger  a los más vulnerables, los padres temporales son unos de ellos.

En la hermosa tarea de ser dueño temporal de un perrito para ofrecerle amor incondicional, ayudarlo a salir de la difícil situación en la que fue rescatado para luego entregarlo a su hogar para siempre,  resulta inevitable no formar un vínculo especial.

El perrito tiene por nombre Cookie.

Por ello, cuando Nicki Clawson cuidó a un perrito de rescate se terminó enamorando completamente de él. Por varios meses Nicki tuvo a Cookie en su casa, cuando finalmente llegó la hora de entregarlo algo en ella se derrumbó.

Juntos fueron al lugar de encuentro donde entregaría a la adorable bola de pelos a su nueva familia, las lágrimas fueron inevitables, sin duda, Nicki se estaba desprendiendo de una pequeña parte de su ser.

Nicki esperó pacientemente, pero triste, que la nueva familia llegara al encuentro.

Esperó con el corazón arrugado que llegara la nueva familia, este tipo de situaciones siempre son un poco agridulce para ambas partes.

Sin embargo, el proceso de adopción dio un giro inesperado cuando a Nicki le dieron una carpeta con todos los datos de la familia adoptiva.

Sorprendida y confundida Nicki no puedo controlar la emoción y lloró de alegría.

Intentó controlar sus emociones mientras estaba en la acera abrazando a Cookie lista para llamar. No pasó mucho tiempo cuando Nicki se dio cuenta que eran sus datos los que estaban en la ficha de adopción.

El equipo de rescate planeó todo el falso encuentro para entregarle oficialmente el perrito a Nicki.

La pareja pasará junta el resto de sus vidas.

Ellos más que nadie sabían lo especial que era Cookie para Nicki y su pareja, así que decidieron darle una gran sorpresa.

Si bien fue un poco doloroso para su madre de acogida pensar que nunca más volvería a ver a quien le regaló tanta alegría, al final tuvo el mejor de los regalos y regresó a casa con el peludito que conquistó su corazón y ya era parte de la familia.

La tierna reacción de Nicki rápidamente conquistó las redes.

Este tipo de cosas no suelen suceder en los refugios, pero en vista del infinito apego y amor incondicional que se formó entre Cookie y su madre adoptiva los rescatistas decidieron alterar las reglas y dejar a Cookie donde pertenecía su corazón.

Qué bueno por este par que seguirán disfrutando de todas las maravillas que nos regala la vida.

No dejes de compartir la nota en tus redes y sigamos apostando para que más perritos tengan un hogar donde sean tratados con total amor y respeto. Hacer la diferencia está en nuestras manos. ¡Anímate a adoptar!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!