Su dueño lo tiró a la deriva en la orilla de un río hasta que vio de milagro a unos pescadores

Nunca sabemos cuándo le salvaremos la vida a alguien, las cosas solo pasan y cuando nos nadamos cuenta hemos sido pieza importante de un rescate. Esto fue lo que le sucedió a un grupo de pescadores, que en un día normal para distraerse se encontraron con la más triste de las escenas. A orilla del río muy lejos de la cuidad se encontraron a un indefenso perrito completamente solo e indefenso.

Tres pescadores llegaron al rescate.

Uno de los hombres vio a los lejos al perrito y motivó a sus amigos a acercarse, cuando el perrito los vio ladraba desesperadamente como suplicando ayuda, su mirada indicaba que estaba muy asustado.

Por suerte los pescadores notaron su presencia y se apresuraron en rescatarlo, sabían que de no hacer algo el perrito podía morir de hambre o morir ahogado si el río crecía.

El perrito tan solo tiene unos meses de edad.

Sin perder tiempo giraron el bote en dirección al perrito, por fin la ayuda había llegado. El cachorro estaba tan feliz de verlos que respondió al llamado de los pescadores para que se acercará a donde ellos estaban.

Los hombres se dieron cuenta que no había forma posible que un perrito llegara hasta esa altura del río solo, era evidente que sus dueños lo habían abandonado deseando la peor de las tragedias para el indefenso peludito.

Los hombres lo llevaron al refugio local más cercano.

Los pescadores acercaron todo lo posible el bote a la orilla cerca de un tronco para que el perrito pudiera saltar, uno de los hombres se acostó para poder alcanzarlo mientras el asustadizo perro esperaba en el tronco seco.

El hombre entendió una de sus manos hacia el perrito, quien fue inevitable que se mojara en el proceso pero por suerte fue rescatado.

Un recate que conmovió a todos los amantes de los perritos.

El equipo de pescadores no podía creer cómo alguien podía abandonar a un perrito tan tierno y amigable, lo secaron y lo hicieron un miembro más de la tripulación.

De regreso a la ciudad llevaron al perrito a un centro de rescate donde más tarde terminó siendo adoptado por  uno de los pescadores.

Uno de los pescadores lo hizo parte de su familia.

Ahora el hermoso perrito disfruta de todas las comodidades de un verdadero hogar, rodeado de personas que están dispuestas a darle todo el amor que se merece.

A todos los amantes de los animales se nos rompe el corazón al saber que algunas personas son capaces de abandonar a los perritos hasta dejarlos morir. Por suerte, este no fue el final de un perrito que fue rescatado a tiempo por las personas correctas.

Por favor, alcemos la voz en contra de los tratos injustos y hagamos saber a los propietarios insensibles que los perritos no están solos. Comparte la nota en tus redes y sigamos luchando por más causas justas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!