Madre terriblemente enferma se refugia en un edificio en ruinas para que sus bebés sobrevivan

Una de las cosas más puras y verdaderas es el amor de una madre. Esta vez contaremos la historia de una valiente madre canina que hizo todo lo posible por proteger a su pequeña camada.

El estado de salud de la perrita era crítico, pero esto no evitó que luchara para alimentar a sus hijos y ofrecerles en la medida de lo posible un techo donde estuvieran seguros.

La familia canina fue rescatada de un edificio en ruinas de una zona rural.

Sin embargo, el lugar en el que estaban solo ponía en riesgo la vida de esta adorable familia que encontró consuelo en un edificio en ruinas. Por suerte, fueron encontrados a tiempo y su destino cambió sorprendentemente.

La madre era quien más preocupaba a los rescatistas, tenía un caso de sarna severo, que le provocó grandes y dolorosas llagas en todo el cuerpo. Esto hizo que su piel se irritara y su pelo se le cayera.

La madre estaba débil y con la mirada más triste que puedas imaginar.

La madre a pesar de todo su dolor cuidó muy bien de sus bebés quienes lucían felices de poder tenerla y cerca y amamantar cada que quisieran sin sospechar que su madre estaba a un paso de colapsar.

Los tiernos cachorritos tenían buen peso, inevitablemente contrajeron sarna pero en menor medida, lo que hizo más fácil su recuperación.

A pesar de su situación la madre hizo lo posible por alimentar a las crías.

El buen hombre que los rescató trasladó a los perritos a un lugar más seguro. Lo primero que hizo fue darles un buen baño para poder quitarles todo el polvo que tenían por estar tanto tiempo en un edificio que por poco se desploma sobre ellos.

Luego comenzaron un tratamiento para combatir la sarna, diariamente le realizaban baños medicinales y antibióticos tópicos para combatir el desagradable parásito.

El rescate fue grabado y ha conmovido a miles de amantes de los animalitos.

Con mucha paciencia, pero sobre todo amor, los perritos fueron revelando grandes cambios que agitaron el corazón de alegría de sus rescatistas.

Los cachorritos estarán con su madre el tiempo  necesario hasta que ya no necesiten ser amamantados, luego serán puestos en adopción.

Después de todo lo que sufrió esta madre por salvar a sus crías por fin tendrán la vida que se merecen.

Deseamos pronto logren encontrar una familia y pasen el resto de sus vidas rodeados de personas que los hagan sentir realmente especiales. Gracias al equipo de rescate por intervenir a salvar a esta adorable familia peluda.

Hagamos posible que los cachorritos encuentren un hogar y comparte la nota en tus redes para motivar a más personas a cambiarle la vida a un peludito que espera sentirse amado.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!