Mali, el pastor belga que recibió la mayor condecoración por detectar bombas en Afganistán

Muchos cuerpos oficiales utilizan a los canes como parte de su equipo: los policías, los bomberos, los rescatistas y también el ejército usa a los perros en actividades específicas como detección de explosivos, personas, armamento, drogas y artefactos como memorias digitales, cámaras, entre otros.

Para el ejército el entrenamiento para los perros es vital porque son de gran compañía y cumplen con su trabajo a cabalidad y por ello son reconocidos por sus valientes hazañas en las guerras. Y un perro reconocido este año es Mali, un pastor belga que recibió la medalla Dickin por sus arriesgadas operaciones para salvar la vida de las tropas del Servicio Especial de Embarcaciones y por detectar explosivos y a insurgentes en un asalto a un talibán en Afganistán durante el 2012.

La medalla Dickin es la condecoración honorífica más grande que se le puede dar a un animal por parte del estado británico. “Estoy extremadamente orgulloso de Mali. La forma en que se comportaba cuando más lo necesitaban permitía a mis colegas alcanzar el éxito en combate cuerpo a cuerpo”, cuenta Daniel Hatley, el cabo que entrenó a Mali antes de su viaje a Afganistán.

El compañero de la misión de rescate de Mali también fue condecorado con una medalla de galantería por la participación en la operación, pero no se puede dar nombre ni mostrarlo en cámara por razones de seguridad.

La operación desplegada para el rescate duró casi ocho horas y Mali le dio ventaja a las fuerzas británicas en la misión y así fue como desalojaron a una fuerza talibana fuertemente armada dentro de un edificio.

El perro fue herido por tres explosiones de granadas, pero eso no lo detuvo y logró indicar a los soldados la ubicación de los enemigos de combate. De esa manera los británicos podían premeditar los movimientos de los talibanes y atacarlos de manera adecuada y rápida. El can fue apoyo esencial durante el asalto y siempre se encontraba en el lugar correcto.

A Mali las bombas y disparos le causaron heridas en el pecho, en las patas traseras y delanteras, también una bomba detonó cerca de su cara, lo que causó la pérdida de un diente frontal y daños en su oreja. Actualmente, el perro está mejorando cada día más su estado de salud, así lo hizo saber el teniente coronel Abby DuBaree, perteneciente al Cuerpo de Veterinarios del Ejército Real.

Por su parte, Mali es el sexagésimo noveno animal que recibe la medalla Dick y antes de él lo han recibido 32 perros, 4 caballos, 1 gato y 32 palomas mensajeras que participaron en la segunda guerra mundial.

Mali es totalmente digno para ser galardonado con la gran medalla de bronce y esperar enaltecer el trabajo de él y de todos los animales que son entrenados y participan en las misiones del ejército británico.

“Mientras hayamos tenido soldados, hemos tenido animales, y creo que siempre los tendremos”, dice Brig Roly Walker, comandante coronel del Cuerpo de Veterinarios.

The Guardian

La determinación y la valentía de los animales no tiene límites, ellos siempre están allí para apoyarnos en los momentos más difíciles.

¡Comparte esta inspiradora noticia con tus amigos!

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!