Esta perrita vivió terribles maltratos, pero las denuncias de sus vecinos fueron su salvación

Los vecinos de Parque Chacabuco, un barrio de la capital de Buenos Aires, Argentina, tomaron una valiente decisión y salvaron la vida de una perrita que era maltratada por una mujer, dueña de un taller mecánico.

La perrita estaba abandonada, sin agua ni comida, con evidentes señales de maltrato y atada con una cadena en la terraza del taller mecánico, en el cual pasaba día y noche. Los vecinos veían el estado en el que estaba el animal, y a pesar de los pedidos que le realizaron a la mujer, la perrita seguía en las mismas condiciones.

El animalito estaba encerrado sin agua ni comida en una terraza sobre un taller mecánico.

Pero no dejaron que la actitud de la mujer los amedrentara, por lo que hicieron la denuncia a la Fiscalía de la Ciudad, que terminó rescatando a la perrita tras solicitar a un juez una orden de allanamiento.

El caso fue llevado adelante por la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental, a cargo del Fiscal Matías Michienzi, que escuchó las denuncias de los vecinos por violación de  la Ley de Protección al Animal 14.346.

Primero, los veterinarios de la Gerencia de Protección Animal del Gobierno de la Ciudad, concurrieron al taller para constatar el estado de salud de la perrita, pero la dueña se opuso al procedimiento y no los dejó ingresar a verla.

Su dueña no dejó que la vieran cómo se encontraba

Por eso, tuvieron que solicitar la orden de allanamiento a un juez, y Palbo Casas, del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N°10 de la Ciudad, se los otorgó para que pudieran ingresar y examinarla.

Los veterinarios verificaron el maltrato, ya que la pobrecita presentaba lesiones visibles y falta de alimentación, además de estar en un ámbito inadecuado para vivir, sin agua ni comida.

Pero finalmente pudieron rescatar a la perrita de ese terrible lugar.

La dueña fue imputada por los delitos de maltrato y crueldad animal y la perrita, a la que bautizaron Dulcinea, fue trasladada al Hospital Escuela de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Buenos Aires, con el objeto de que se realice una evaluación integral.

La imputada por actos de maltrato y crueldad animal enfrenta penas que van de 15 días a un año de prisión.

“La denuncia de los vecinos nos ayuda a detectar los casos de maltrato”, resaltó el fiscal Michienzi. “La Fiscalía puede rescatar a los animales e imputar a sus responsables”.

Los veterinarios la llevaron al hospital para que comenzara su recuperación.

El fiscal, además, agradeció a todos los hogares que reciben a los animales victimizados y ayudan a recuperarlos, como la ONG, La banda de Sarita, que dirige Sara Godoy, en la localidad de Florencio Varela, también en Buenos Aires, especializada en la recuperación progresiva de animales.

La banda de Sarita se ocupará de cuidar a la pobre perrita, que necesita recuperarse física y mentalmente del maltrato a la que fue sometida. Luego le buscarán un hogar definitivo, donde la quieran y protejan como se merece.

Cuando se recupere irá al refugio para que comiencen a buscarle una familia que le brinde el cariño que merece.

Facebook / La Banda de Sarita

¿Qué piensas de este caso y de la dueña de la perrita? Compártelo con tus amigos y déjanos tu opinión.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!