Una amorosa mamá oso detiene el tráfico para que sus cachorros crucen la calle de manera segura

Rebecca Connell publicó en Facebook un video que grabó en Cades Cove, en las inmediaciones del Parque Nacional de las Grandes Montañas Humeantes en Estados Unidos, donde logró captar una hermosa escena protagonizada por una osa color negro y sus cuatro oseznos.

No suele ocurrir todos los días que vayas conduciendo en una carretera y debas detenerte en la vía para permitir el paso a una enorme y bella madre que ayuda a sus cuatro crías a cruzar la calle de manera segura.

En la grabación de Connell se observa a la mamá oso esperando a sus cuatro cachorros a un lado de la vía. La tierna osa los olfatea, y luego conduce a sus bebés. Los jóvenes osos van avanzando poco a poco dejándose guiar por su madre hacia la seguridad que representan para ellos los árboles.

Desde el interior de su auto, la sorprendida Rebecca filmaba la tierna escena que jamás pensó poder ver. Se escucha su voz animando a los cachorros a ponerse en sintonía con mamá osa, y comentando sobre la innegable ternura de los osos bebés.

Al subir el video a las redes sociales, la escena conmovió a los cibernautas, y se viralizó de inmediato. A las pocas horas ya el video se había visto más de 36 millones de veces.

“¡Qué hermoso! Y el pequeño oso guía a los más grandes. Amo ese lugar, es mi lugar favorito en el mundo”, señaló una internauta.

En el Parque Nacional de las Grandes Montañas Humeantes, que es el más visitado en Estados Unidos, hay una gran población de osos negros que suman por lo menos 1.800 hermosos animales de esta especie. Toda la zona fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1983.

Esta no es la primera vez que se registra la visita de un grupo de osos. Aproximadamente una semana antes, se vio a una familia de osos que intentaba cruzar una carretera en el parque y hace tan solo unos días volvió a observarse a una oso madre y sus cuatro cachorros que intentaban cruzar una calle en la misma área.

Es posible que se trate de la misma familia de osos negros, lo cual no es raro porque la primavera y el verano son los momentos más comunes para ver estos animales en el parque, por lo que no es de sorprender que los visitantes comiencen a encontrarlos en su camino con mayor frecuencia.

«Las madres y los cachorros están en movimiento en este momento. Esos cachorros pesan aproximadamente 2 kilogramos y se distraen fácilmente con todo lo que les rodea por lo que las mamás tienen un trabajo duro. Si está conduciendo a través del parque, tenga cuidado», advirtieron las autoridades.

«Si ve que mamá y un cachorro cruzan la calle, espere porque podría haber más», dijo Janet Dalton, asistente del Centro de Rescate de Osos de los Apalaches.

Sin duda alguna debemos aprender a vivir de manera pacífica con los animales. Ellos tienen derecho a pasear de manera segura en su hábitat y crecer como los majestuosos seres que son. Cuidemos de todos ellos.

¡Comparte este curioso encuentro con todos tus amigos y cuéntanos qué harías si te encontraras con una familia de osos!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!