Mapache de 7 kilos consigue la relajación máxima en el toldo de una casa, pero le dura poco

Algunos animales se atreven a pasear por zonas residenciales para descubrir algunos lugares más cómodos que les permitan primero salir de la rutina y después hacer una siesta con beneficios reconfortantes.

Es así como algunas familias son sorprendidas con las visitas inesperadas de estos animales que generalmente terminan alegrando el día de ese hogar.

Justamente eso fue lo que le pasó a Heather Jenkins y a su familia, quienes estaban disfrutando de un día normal en su casa, en Canadá cuando fueron sorprendidos con la presencia de un hermoso, pero atrevido mapache.

Este particular visitante no tuvo la necesidad de ser invitado, simplemente tomó la decisión de subirse al toldo del patio de la casa de la familia Jenkins y sin lugar a duda, resultó ser lo que esperaba, el lugar más acogedor para estar muy tranquilo y cómodo.

Según información local el mapache llegó sin hacer ruido y sin que los Jenkins se dieran cuenta. Realmente este atrevido animal sorprendió a esta familia, quienes se preocuparon por su seguridad.

Heather dijo que este bello mapache estaba bastante regordete y seguro pensó que el toldo retráctil podría ser el lugar perfecto para descansar sus patas, pero podía romperse.

«Nos sorprendió porque obviamente estaba muy cómodo y relajado cuando lo vimos», dijo Heather.

La familia grabó un video que después publicó en las redes sociales donde se puede ver cómo al mapache no le importaba que lo estuvieran mirando. Las imágenes expresan que su mirada es de pura felicidad.

No dejes de ver el emotivo video de este mapache que claramente estaba muy relajado:

Este mapache no estaba equivocado cuando pensó que ese era el lugar perfecto y cómodo para descansar y recuperar energía.

“Hace mucho sol ahí por la tarde, así que tenía ese lugar para él solo», agregó Heather.

Incluso después de que la familia lo descubrió, este animalito siguió refrescándose y descansando.

Cuando llegó la noche el mapache ya descansado salió del toldo para explorar el vecindario, pero no se quedó afuera por mucho tiempo.

«Regresó al día siguiente e hizo lo mismo», dijo Heather.

Desafortunadamente, como todas las cosas buenas, ese lugar tan acogedor para este mapache llegó a su fin.

“Temíamos por la seguridad del mapache y del toldo. Probablemente el animal pesaba alrededor de 7 kilos, entonces, decidimos retraer el toldo para que no se rompiera y desde entonces no lo hemos visto”, dijo Heather.

Quizás este mapache extrañe dormir nuevamente en el toldo, pero por su seguridad es mejor que busque otro lugar.

Aunque el toldo ya no esté disponible para el mapache es reconfortante saber que lo disfrutó mientras duró. Comparte este divertido video con tus amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!